Kong: La isla calavera (2017)

[Kong: Skull Island, 2017]
Director: Jordan Vogt-Roberts (The Kings of Summer).
Guión: Dan Gilroy, Max Borenstein y Derek Connolly.
Elenco: Tom Hiddleston (James Conrad), Brie Larson (Mason Weaver), Samuel L. Jackson (Preston Packard), John C. Reilly (Hank Marlow), John Goodman (Bill Randa), Corey Hawkins (Houston Brooks), John Ortiz (Victor Nieves), Tian Jing (San), Toby Kebbell (Jack Chapman / Kong), Jason Mitchell (Mills), Thomas Mann (Slivko), Shea Whigham (Cole), Eugene Cordero (Reles), Terry Notary (Kong), Marc Evan Jackson (Landsat Steve), Will Brittain (joven Marlow / Marlow’s hijo), Miyavi (Gunpei Ikari), Richard Jenkins (Senador Willis), Allyn Rachel (Secretaria O’Brien), Robert Taylor (Capitán Athena), James M. Connor (voz General Ward).

 

Cuando a distintas edades de la vida, se ha visto detenidamente las tres adaptaciones más importantes del peludo simio, ver un nuevo remake implica saber que la esencia de la original debe estar presente con los evidentes cambios en el aspecto. Una isla perdida donde los civilizados entran bajo cualquier excusa, pasan por un sin fin de aventuras; tiempo después, estos invasores conocen a los nativos del lugar que adoran al poderoso Kong, y ese rey de la isla crea una mágica conexión amorosa con la chica del grupo. Llegado el momento el ambicioso del grupo y sus ayudantes, trasladan al simio a la ciudad de Nueva York para exhibirlo como la octava maravilla del mundo. El gran Kong encadenado se desata creando caos y terror en la ciudad, huye, se encarama en un rascacielos, es atacado desde helicópteros hasta caer y morir sin despedazarse. ¿Qué más te pueden contar que ya no se sepa?.

 

 

¡Acción! [spoiler]

Año 1944. Dos pilotos enemigos en la segunda guerra mundial, uno estadounidense (Hank Marlow) y el otro japonés (Gunpei Ikari), caen en alguna parte del pacifico del sur y se enfrentan, hasta que se ven sorprendidos por una gran bestia.


“Los monstruos existen”


Año 1973, las tropas de Estados Unidos se retiran de la guerra en Vietnam (1955-1975). En ese contexto bélico, el equipo de Landsat planificó un viaje a una isla no explorada. Bill Randa (John Goodman) representante de la organización gubernamental Monarch (vista en Godzilla), aprovechó para unirse a la expedición a ese misterioso lugar, con una primera intención de encontrar “recursos, medicinas, la cura para el cáncer, descubrimientos geológicos y posibles combustibles”; es entonces que exploradores, investigadores, científicos, soldados, un mercenario británico y una foto periodista, entraron a la desconocida e impresionante isla Calavera.

Llegandito, pareciera que con las armas y bombas que le sobraron de la guerra perdida en Vietnan, irrespetando la flora y fauna, lanzaron misiles que despertaron la furia del gigantesco Kong, quien con unos cuantos manotazos y pisotones volvió papilla a la tripulación aérea, quedando los sobrevivientes del equipo, dispersos en la isla. Seis de ellos llegaron a la tribu de los Iwis y salió entre ellos, el teniente Hank Marlow (John C. Reilly), sí el mismo estadounidense del prólogo, 28 años después. Marlow le contará a los recién llegados cómo es la gente de la tribu, quién es Kong y les ayudará a salir de la isla si juntos terminan de remendar el barco que construyó con su amigo ya fallecido, Gunpei Ikari (Miyavi), el mismo japones del prólogo. Con los avatares que se van presentando, los sobrevivientes se unifican. Bill Randa reafirma su teoría, el teniente coronel Preston Packard (Samuel L. Jackson) insiste en vengarse del gigante, James Conrad (Tom Hiddleston) y Mason Weavery (Brie Larson) procuran salvar a Kong, y el resto quiere salir de la peligrosa isla donde tienen el tiempo contado.

De esta franquicia “MonsterVerse”, ya pasó por cartelera ‘Godzilla’ (2014) donde para ver salir al monstruo puede acabarse cuatro cajas de cotufas familiar, hasta que por fin hace acto de presencia el protagonista. En esta vibrante acción lineal de fantasía y aventura, se la jugaron, y antes de los tres minutos de haber iniciado el largometraje, presentaron a la octava maravilla, sin extensos preámbulos, lo que brindó un refrescante alivió para los impacientes, en un contexto más ágil en escenas en Vietnam, Saigon y Bangkok. Ya a los veinticinco minutos conocimos parte de la isla que es donde se desarrolló toda la historia; cuatro minutos después, reaparece otra vez el enfurecido rey Kong; y antes de los cincuenta minutos los visitantes tuvieron su primer contacto con los nativos Iwi. Además del prólogo, cuenta con epílogo, y si espera los post créditos, tendrá la esperanza que lo no visto en esta primera parte, será resuelto en la secuela.

De ritmo puntual y ameno, sin ser previsible porque el experto cinéfilo esperaba que Kong se sintiera atraído por la chica, que lo sacaran de su hábitat enfrentándolo a seres “civilizados”, y si ya había escalado dos veces el Empire State Building (1933 – 2005), y subió al World Trade Center (1976), esta vez el gigantesco simio tal vez haría pasantía por el pequeño The Trump Building (40 Wall Street) o finalizaría su nueva vida cayendo desde el One World Trade Center, y nada de eso pasó. Y la propuesta no engaña, el título es ‘Kong: Skull Island’, y la nuevas generaciones que poco o nada han visto las anteriores versiones, disfrutaran este ‘blockbuster’ desde lo que le ofrece.

Para quien desee ahondar más le recomiendo los orígenes de las otras adaptaciones, y sería imprescindible que repase la estupenda y extensa versión del año 2005, apegada al clásico del año 1933, con grandes momentos creados como la aterradora secuencia del encuentro de los civilizados con los nativos; personajes bien perfilados que se percibe su transformación, sobre todo en Ann Darrow, (Naomi Watts), llegando a conocer quién era ella, qué hacía, sus destrezas, vulnerabilidad y sensibilidad humana. Para aquel entonces, las tres horas de duración cegaron tan espeluznantes y hermosos encuentros entre la actriz y Kong, y quedó el recuerdo del grandilocuente diseño de producción, arte y efectos especiales. Vista una sola vez bastó para escribir [Versus] King Kong (1933 – 1976 – 2005), por eso hay que dejar que el tiempo pase, para en este caso, apreciar de mejor manera el trabajo del director y guionista Peter Jackson.

En esta actual propuesta, también se evidencia un meticuloso diseño de producción, destacada fotografía, gloriosos efectos especiales y sonido, referencias a otros filmes, buena música setentera, originales “despedidas” de los personajes siempre en tono de humor (y por eso no hubo conmoción ni para los personajes y mucho menos para los cinéfilos), algunos mensaje antibélicos y ambientalistas, destacando la función de los reporteros gráficos, en este caso, una mujer. Y lo sorprendente es que pese a develar rápidamente el misterio en la aparición del gigante, y fallar en la profundización de los personajes (salen como entraron, planos), perjudicando la importancia de la protagonista, y borrando el romance en cualquiera de sus formas; la película es entretenida y funciona, como abre boca para dos nuevos producciones de la empresa estadounidense Legendary Pictures: ‘Godzilla: King of Monsters’ (2019) y ‘Godzilla vs. Kong’ (2020), productora que tiene en su currículo películas de DC Comics (Batman Begins, Superman Returns, The Dark Knight, The Dark Knight Rises, Man of Steel), Godzilla (2014), y Jurassic World (2015), y se prepara para las secuelas ‘Jurassic World: Fallen Kingdom’ (2018).


ACTORES / PERSONAJES (edad que corresponde a octubre del año 2015 cuando se comenzó a filmar la película)


King Kong (eterno) es el último de su especie, un simio de caminar ergido, protector, sensible, compasivo, fuerte, salvaje y poderoso, es más que un guardián, es el rey, es el dios de la isla calavera, es inmortal. Protagonista absoluto de su historia, entra en el prólogo y sigue durante toda la trama. Consiguió hacer justicia matando al lagarto que mató a su familia, en esa batalla, en una mano tenía a Weavery y con todo lo demás golpeaba (una secuencia parecida a lo visto en el Kong de Jackson, sólo que éste batalló con tres dinosaurios mientras sostenía a Ann Darrow).

  • ¿Qué le faltó a este Kong? Sentimiento y conexión con los humanos (para bien y para mal), se intentó algo con Mason Weavery, pero faltó verlos compartir a ellos dos solos. Por otro lado, hacer notar la diferencia del Kong de la introducción que -supongo- era un “bebe” comparado con el Kong que vemos en los años ’70, y que para ‘Godzilla vs. Kong’ (2020) será aún más poderoso e invencible. Asimismo, habría aportado ver en flashback el ataque del “temible” lagarto que mató a toda su familia.

John C. Reilly (49 años) es Hank Marlow y se muestra el personaje en dos etapas. Durante la segunda guerra mundial, el teniente en combate, aterrizó en la isla calavera y pasó 28 años de su vida en esa misteriosa isla, hasta que llegó un grupo de científicos y militares al lugar. Se encargó de contarles la historia de la isla, de los nativos y del dios Kong. Al igual que el resto, el carismático hombre debió batallar con los monstruos de la isla, antes de poder rehacer su vida.

John Goodman (62 años) es Bill Randa trabaja en organización gubernamental Monarch, su ayudante es biólogo Houston Brooks (Corey Hawkins) es el líder que reúne al equipo de militares que lo ayudará a entrar a la inexplorada isla. Contrató al buscavidas James Conrad. Tiene dobles intenciones, para que se le otorgara permiso para la misión dijo que buscaba recursos medicinales, pero su verdadero objetivo es descubrir la existencia de los monstruos que allí sobreviven, porque afirma que este planeta le pertenece es a ellos.
Samuel L. Jackson (66 años) es el teniente coronel Preston Packard, que no acepta que su país perdió en la guerra de Vietnam, manteniendo la adrenalina violenta y traumática de quien participó en el conflicto bélico. La misión a la misteriosa isla le dio un nuevo aire. Desconocía las intenciones reales de Bill Randa, y al perder a tantos soldados, Kong se volvió en su objetivo de venganza, y al verse “cara a cara” pareció más un reencuentro familiar no deseado, que la disputa entre dos enemigos.

 

Brie Larson (26 años) cuando aceptó este trabajo todavía no era suyo el premio de la academia como mejor actriz, y se descarta que por este personaje gane el segundo galardón. La protagonista femenina en esta oportunidad cuenta con una profesión distinta a la actuación, visto en las otras damiselas de años anteriores (1933, 1976, 2005); Mason Weavery es una foto-periodista de guerra que va a la misión para cubrir cualquier novedad en la misteriosa isla. Si la profesión rompe con la fragilidad de las otras protagonistas del clásico, lo siguiente tiene mayor riesgo. El amor en la ficción como en la vida misma, siempre seduce a los románticos que van al cine, y Weavery le anularon el romance de pareja y también el hechizo entre los diferentes que es parte de la magia de la narración, mostrar las distintas transiciones por las que pasa el personaje femenino con respecto al gigante: miedo, terror, hechizo, comprensión, empatía, compasión, amor. Lo que le daría mayor dificultad a la Capitana Marvel para construir el personaje y mas considerando que su interpretación se basó en la imaginación en un contexto inexistente, y al no contar con esos recursos al espectador le cuesta entender el vínculo entre la bella y la bestia. De esa manera, el personaje se fortaleció en cuanto a su descripción más moderna y aguerrida, y desaprovechada en la carente profundización temática (el final de la película debió ser con las imágenes de la reportera gráfica); y perdió en protagonismo para equilibrar el ritmo de la acción con el resto del elenco, precisamente porque al restarle a Mason Weaver la conexión romántica con Kong, y con James Conrad, quedó sujeta al coro sin llegar a ser solista.
Tom Hiddleston (33 años) no tiene la locura ni simpatía malvada de Loki, como James Conrad es un ex militar británico, mercenario buscavidas que vendría siendo el similar del oficial, paleontólogo o guionista de las otras propuestas de Kong, en una caracterización nula. James Conrad se presentó de tal manera que su desfachatez inicial no correspondió con el perfecto hombre inglés que guardó un yesquero como recuerdo de su padre; tampoco ver transformar la personalidad del personaje es original, pero le habría servido al actor para conectar con el público, y por lo menos justificar con acciones, el porqué encabezó los créditos de la película. A él le pasó algo parecido que a Larson, al desconectarle la parte romántica y con tantos secundarios (que resultaron más protagonistas que él), su personaje quedó como uno más del montón.

Estreno en Venezuela: 10 de marzo de 2017.

Club Crítica / Destiario | Todos los derechos reservados | @clubcritica
Anuncios

[Versus] King Kong (1933 – 1976 – 2005)

 

King Kong, 2005[ King Kong, 2005 ]

Dirección: Peter Jackson (Creaturas Celestes, El señor de los anillos: La comunidad del anillo, Las Dos Torres, El Retorno del Rey).

Guión: Fran Walsh, Philippa Boyens, Peter Jackson.

Elenco: Naomi Watts (Ann Darrow), Adrien Brody (Jack Driscoll), Jack Black (Carl Denham), Thomas Kretschmann (Capitán Englehorn), Kyle Chandler (Bruce Baxter), Jamie Bell (Jimmy)

Ya muchos saben el cuento porque ésta es la tercera vez que se lleva a pantalla grande el origen de una leyenda y su contacto con la civilización, exponiendo un triángulo amoroso entre la bella actriz, el oficial/paleontólogo/guionista y la bestia; partiendo la propuesta de Jackson con la ventaja audiovisual de esta época con respecto a las otras dos versiones, mas, las tres películas son mágicas, valorando la excelencia de cada una de ellas con relación a la fecha que se realizaron.

¡Acción!

Año 1933. Un grupo de personas con la intención de filmar una película, van a una misteriosa isla donde encuentran bestias salvajes, dinosaurios y a un gigantesco simio, al cual trasladan a la ciudad New York para exhibirlo.

King Kong, 1933Vista en blanco y negro el film pionero (1933) dirigido por Merian Caldwell Cooper y Ernest B. Schoedsack, con original guión (mientras no sepa que existe El mundo perdido, 1925) y recursos técnicos que lograron compenetrar al espectador con la idea de un amor imposible; repasada la producción del año 1976 dirigida por John Guillermin, que aún omitiéndose los dinosaurios y modificando partes de la historia, logró llevar a un nuevo público el vínculo emocional y romántico entre los protagonistas; hasta la actual versión (2005) de largas secuencias y escenas grandilocuentes, gracias al plus propio de la tecnología de nuestra era que sumado a la dirección de arte, impactó tanto en lo visual que pasó a segundo plano la estupenda conexión entre la bella y la bestia.

En este homenaje que se hace al clásico de la “octava maravilla”, vuelve el drama casi romántico (por muy raro que parezca), entre seres vivos totalmente disimiles, sólo hay que dejar evolucionar la extensa trama y detenerse en la primera parte de los personajes que sobreviven a la depresión de la época en Estados Unidos (hambre y desempleo) justificando posteriormente el viaje de los personajes. Después, siempre con la calma requerida por el cinéfilo en aquellas tres horas, entrará de lleno en la aventura terrorífica de unos actores, guionista, cineasta y un gigantesco animal: King Kong.

Personajes completos y Naomi Watts estupenda, en un zigzag de emociones desde que pasó hambre, la secuestran del barco, la ofrecen al simio, como se va ganado la confianza de Kong, creando un vínculo especial, es hermoso todo ese proceso. Esas escenas para los sentimentales, pero si lo que busca es acción y aventura, Jackson también se los da con combates de todo tipo, destacado la pelea de Kong con tres dinosaurios mientras sostenía en su mano a Ann Darrow. Magistral la espectacularidad visual y auditiva, salvo una escena donde los personajes pasan por debajo de los dinosaurios, no quedó bien del todo, hasta se podría afirmar que estos animales prehistóricos se apreciaron mejor en Jurassic Park. Ese sería un mínimo detalle según un punto de vista, de resto no deja de ser un peliculón, que insisto, debe observar dejando que se vaya desarrollando la historia (¡paciencia!), porque hay un tema implícito para discutir que va más allá del sentimiento entre diferentes, y es el paso de la civilización.

Curiosidades:

* Muchos se preguntarán por los dinosaurios en King Kong (2005) tomando en cuenta que está ambientada en los años ‘30, tan extraño y fantástico como el gigante protagonista, por eso, al entender la película se justifica estos animales que formaban parte de la misteriosa isla y, Peter Jackson rescató mucho del clásico del año 1933.

King Kong, 1976

* En la segunda versión sobre el origen de Kong (1976), más que en la original, y por razones obvias que tienen que ver con la edad del receptor (es decir, yo), creí la relación del gorila con la rubia hasta conmoverme el sentimiento recíproco; en la propuesta de Peter Jackson, los momentos recreados para los dos protagonistas, son sublimes, sólo que lo extenso del largometraje afectó que me conmoviera la empatía entre ellos, y se agregó el hecho, que es la tercera vez que veo el origen del simio más famoso del mundo, y eso le restó el impacto a lo desconocido, visto en las otras dos películas.

 * [Spoiler] Si piensa que el gorila sale de inmediato a escena, se equivoca; si le pasa por la mente que se irá rapidito a su casa, se vuelve a equivocar; es más, y si no ha visto el film no lea lo siguiente: ni crea que King Kong se despedazó luego de caer metros y metros de altura, de hecho, en ninguna de las anteriores sucedió, y no verá miembros del animal desparramados por todo el lugar. [Fin spoiler]

* En la versión del año 1976 no se notó algún cartel publicitario, sin embargo, hubo presencia lógica cuando Kong lanzó automóviles de un lado para el otro; en la reciente versión (2005) es más evidente el empleo de marcas tales como Nestle / Pepsodent / CocaCola / Chevrolet.

* La versión del año 1933 no obtuvo nominación, ni premio de la academia en alguna de las limitadas categorías que se entregaron para aquel tiempo; Premio Óscarmientras el King Kong protagonizado por Jeff Bridges, Charles Grodin y Jessica Lange logró dos candidaturas al premio Oscar y ganó un reconocimiento especial por los efectos visuales (categoría que para aquel entonces no era parte de los rubros que se entregaban). En cuanto a la versión actual, al momento de escribir este post, la película está nominada a cuatro premios de la academia.

Premio Óscar (3/4): Edición de sonido ✓, mezcla de sonido ✓ y efectos visuales ✓ (dirección artística).

Estreno en Venezuela: 16/12/05.

VISTA: 15/01/06.


Kong: Skull Island | SIGUIENTE >>



Ver también:

editado

RECOMENDADA

Club Crítica / DΞSTIARIO | Todos los derechos reservados | @clubcritica

(↓)