[Versus] Carol Book vs Carol Movie [Censura R]

[Introducción] Novela Carol (1952) [VERSUS] Película Carol (2015) [Censura R]

(…)

‘Carol’ es una ficción que sirve para todo tipo de investigación y descubrimiento, tanto de la novela como del filme, da curiosidad seguir escudriñando, es un deleite para psicólogos, profesores de castellano y literatura, estudiantes de cine, estudiantes de arte dramático o cualquier cinéfilo, en definitiva, para todo curioso que gusta de sacar conclusiones.

(…)

No tema ser señalado, juzgado o mal interpretado, ‘Carol’ en cualquiera de sus presentaciones es ficción de buen gusto.

 


 

Visto el largometraje ‘Carol’, fue inevitable la curiosidad por leer la novela en la cual se basó, y sin esperar nada sorprendente resultó lo contrario, quizás porque no acostumbro a leer novelas estilo ‘Fifty Shades of Grey’ y esta sería, en años y salvando la distancia, la primera novela que leo romántica (erótica). No tendría porqué justificarme, pero ha de ser una justificación dedicarle tanto tiempo a esta película, porque aún viendo de todo, me seducen son dramas políticos, basados en hechos reales o biopic, adaptaciones teatrales o excepciones románticas como ‘Notting Hill‘ o ‘Moulin Rouge‘; por lo tanto, que le haya dado importancia a un drama de época y controversial para algunos, ha de ser porque la protagonista es la talentosa Cate Blanchett.

Más allá de lo expresado, la realidad es que el interés surgió de forma casual (ver introducción). En el primer análisis realizado al hermoso drama romántico dirigido por Todd Haynes, se comprende la sutileza, las simbologías, el mensaje en una transición tranquila dentro de la historia, no se necesita nada más; al ver el largometraje otra vez (y muchas veces) para escribir ‘Carol’, y profundizando en los detalles es que “algo” no pasó para lograr conmocionarme hasta las lágrimas (a la tercera sí lo logró). Ya en la segunda revisión comparativa ‘Carol’ vs ‘Freeheld’, encontré entre sus similitudes y diferencias, el porqué quizás algunos cinéfilos no se conectaron emocionalmente con el romance (serán muy pocos). En este tercer repaso para concluir con una de las mejores películas de este año, se realizó un nuevo “versus”, esta vez entre la película-guión y la novela, tan sólo para probar que partiendo del desconocimiento voluntario (no ver tráiler ni leer criticas antes de ver un filme), puede cualquier espectador lograr acertadas interpretaciones de una producción cinematográfica (este comentario sólo ayuda a masajear mi ego), lo que sería mérito del equipo que realizó la película.

Un interesante proceso leer la novela, el guión, ver la película (por cierto, no en ese mismo orden) y analizar a sus tóxicos personajes (ver conclusiones), una experiencia que sirve para comprender una obra cinematográfica desde los variados puntos de vista de la composición creativa, y la contribución dada entre distintas manos como si se tratara de un “cadáver exquisito”, donde cada uno aportó lo mejor hasta lograr un mágico producto final.

Intencionalmente, quedaron por fuera datos de la autora Patricia Highsmith (1921-1995) y las relaciones personales que pudieron inspirar la novela, así como tampoco se profundizó en simbologías, detalles técnicos y las referencias (fotografía, pintura, música), eso lo puede encontrar en otras páginas de internet. En este “superficial” e informal análisis se interpretó parte del texto y los personajes, con relación a la novela, al guión y a las actrices.

Espero lector que sea de su agrado y que los involucrados en la película, algún día… no lean lo aquí escrito (Guiño).

 

[spoiler]

*Cualquier error u omisión se corregirá pronto.

Web oficial: Carol (2015)

 

NOVELA

GUIÓN / PELÍCULA

ARGUMENTO

Una navidad en Nueva York del año 1952, se enamoran dos mujeres de distintas edades, clase social y estado civil (ver más amplio en Carol).

PERSONAJES

(Carol y Therese)

Película (Dannie): “En este momento, estoy trazando la correlación entre lo que los personajes dicen y lo que en verdad sienten.”
  • Personajes bien definidos y opuestos, actrices con formas distintas de abordar la construcción de sus personajes, ni mejor ni peor, sólo diferentes.

Carol (2015), personaje Therese Belivet.

 

 

 

-La Therese de Highsmith, tiene 19 años, es de ojos color avellana oscuro. Es huérfana de padre y abandonada por la madre. Le gusta el color rojo. Aprendió a tocar órgano en el orfanato y realizó dos cursos de diseño escenográfico en N.Y. Su novio Richard, con quien lleva saliendo diez meses, quiere casarse con ella, pero luego de dos semanas trabajando en la tienda por departamento de la sección de juguetería, conoció a Carol. A Terry, como le llama el novio y los amigos, se le percibe la edad, los nervios, el orgullo, la ansiedad, la chispa, el atrevimiento, la pasión y el amor.

-Terry es una superviviente con deseos de superación. Sus dos focos de atención son encontrar empleo para desarrollarse en su profesión de escenógrafa teatral e, inconscientemente, conquistar a la madura mujer. Ella es mordaz describiendo y observando a la gente, siempre destacando las manos y los labios. Es letal con Richard.

(Ver más amplio el análisis del personaje en Carol)

-La Therese de Mara la percibí mayor de veinte años de edad (no la vi de 19 años pero luego redondeé a veinte años). La joven protagonista de la novela físicamente podría ser como la caracterización, logrando un buen contraste con Carol.

-La construcción del personaje es de muchos retos para Mara (desde aparentar menos edad, ser pobre, tocar piano, intimar con otra mujer, desnudarse). Y su Therese es de gestos reprimidos, por momentos fría e inexpresiva. Una joven reservada, calmada hasta en los destellos de carácter. Es mucho más seria y poco divertida, más parecida a la descripción del guión (aunque en las acotaciones del ‘script’ se nota mucho más tímida y nerviosa).

-La Therese personificada por Mara daba gusto verla cuando rompía con la inmovilidad o, en esos instantes donde la mirada lo decía todo. Sin embargo, para quienes hemos visto la mayoría de sus interpretaciones, nos damos cuenta que, hasta ahora, es el estilo de simpleza gestual que utiliza la actriz, y en algunos casos hace la interpretación más limpia y natural. Claro, tampoco simplificar gestos es una forma “normal” en el ser humano, así que pierde naturalidad usarlo en todos los personajes, no hay que temer a las reacciones.
 

Carol (2015), personaje Carol Aird.

 

 

 

-La Carol de Highsmith, tiene entre treinta o treinta dos años, ella es de cejas rubias (casi blancas), ojos grises, pecosa, suele tocarse su dorado cabello, de tranquila y pausada voz. Sus padres viven y tiene una hermana mayor (Elaine quien tiene tres hijos). De ama de casa, pasó a trabajar en una tienda de muebles junto a su amiga Abby (para ver lo menos posible al marido), y es en esa etapa y por dos meses, que ellas se involucraron sentimentalmente, siendo infiel a su esposo Harge Aird (37 años). Está en proceso de divorcio, y de la finalizada convivencia quedó una hija (entre seis y ocho años de edad).

-Refinada y frívola, maternal, tan elegante como de decir palabrotas. Es circunspecta por el proceso de divorcio que está pasando aunque suele reír hasta en días de mal humor; tan fuerte como frágil de carácter, y tanta autoconfianza muestra lo vulnerable que puede llegar a ser. Capaz de negociar. Tiene inesperados momentos de melancolía que los expresa en largos silencios, “y una mala costumbre de abandonarse a sus debilidades.” Pág. 213

-Trata de empujar a Therese a los brazos de Richard, una manera de distanciarla y reconociendo que no es correcto el acercamiento entre ambas (por sus evidentes diferencias, porque ya se había enamorado una vez de otra chica, y porque requiere mantener la custodia de su hija). Inicialmente cautelosa para enfrentar el enamoramiento, lo que no impedía seguir compartiendo en muchas citas con la joven, y pasó de una relación casi maternal, a sentimientos que iban evolucionando con el contacto, gestos y conversaciones íntimas entre ellas hasta lograr decirle con palabras lo que sentía. La innata seducción de Carol despierta deseo, sexualidad y celos en su amiga Abby, su esposo y también en Therese.

(Ver más amplio el análisis del personaje en ‘(Ver más amplio el análisis del personaje en ‘Carol’)

-La Carol creada por Blanchett no se le percibe de una edad precisa, y para aquella época las féminas aparentaban mayor edad por el vestuario (cuando sale en una escena en bata con el cabello mojado, Carol Blanchett se ve mucho más joven), sumado a la primera impresión del personaje, las mujeres se casaban jóvenes y tenían hijos a los veinte o antes de los treinta (una costumbre social que todavía está en uso, sólo que ahora muchas mujeres son sabias e independientes y tienen otras prioridades). Si bien redondeé la edad de Carol en cuarenta años, sería una apreciación errada porque por la explicación dada anteriormente, ya a esa edad Carol tendría una hija mayor de cuatro años. De la película no tardar tanto en realizarse, la actriz habría estado en una edad biológica justa al personaje de la novela, por suerte para la trama, ella se ve perfecta físicamente, y salvo las pecas que en la historia de Highsmith recalca Therese (y que Blanchett cuando joven, al parecer tenía), es tal cual la descripción de la novela y del guión (o ya no había opción de imaginar al personaje de otra manera, y hasta los ojos grises le vi).

-En lo interno, la Carol de Blanchett sólo conserva la esencia melancólica y de silencios inesperados; no es frívola, es dramática y melodramática, seria e introvertida, de pocas sonrisas (en la novela hasta su mal humor resultaba gracioso).

-Si bien son útiles las descripciones dadas tanto en la novela como en el guión y usadas por Blanchett y el equipo de vestuario, Carol es totalmente creación de ella y radicalmente opuesto a lo hecho en ‘Cenicienta’ y en ‘Truth’ (acá muy bien lograda su naturalidad); su talento es de largo alcance, no se limita ni se queda corta en los detalles externos e internos (un poco más y se sobrepasa en la actuación); es un todo: el uso de su cuerpo, voz, gestos, mirada, forma de fumar, se notó el reto que asumió y la construcción del personaje más allá de lo puntualizado en los textos.

 

Novela: “La mente de Therese funcionaba con claridad. Era sorprendente la claridad con que pensaba.” Pág. 20.
  • A Therese la conocemos mejor por sus pensamientos y a Carol por los diálogos.
-Therese está mucha más definida y da mayor pista de su personalidad, de sus gustos y disgustos (entendible porque es la protagonista de la historia); imaginativa, sensible y tímida, es un contraste en sus acciones y reacciones, entre melodramática (suicida) e introvertida y segura de sí misma. Ella se va modificando, va despejando sus dudas, se va conociendo y el lector comienza a notar la sutil transformación cuando interactúa con Carol, Dannie, Richard o Abby.

 

-A Therese de la película se le conoce de principio a fin por sus acciones no por sus omitidos pensamientos. El crecimiento personal y profesional es más notorio que en la novela.

-Y a manera de equilibrar los roles protagónicos, se desarrolló y amplió el contexto de Carol para darle mayor profundidad y dramatismo; con un entorno mucho más elaborado, enriquecedor y relevante (entendible porque es la protagonista de la historia).

 

-La novela gira en torno a Therese, y Carol es el objeto del deseo de ella, es una fantasía hecha realidad, su motivación, y a la única que ve casi perfecta porque al resto lo destroza con el pensamiento (mordazmente graciosa). -Therese en el guión y en la película tiene más escenas que Carol, de haberse omitido algunas de esas escenas (aunque todas eran importantes y seguían el ritmo lógico de la trama), o sin eliminarlas, se habría podido añadir conversaciones íntimas y reveladoras entre las protagonistas (hay bastantes en la novela), así la película durara otros quince minutos (cuestión de gustos).
LO NO EXPLICITO EN LA PRIMERA MIRADA

-Therese tiene como modelo maternal a una madre que la abandonó, a la monjita que no olvida, a la compañera de trabajo por la que siente un “amor odio” ya que ve reflejar en ella su posible futuro, lo que no quiere llegar a ser; y Carol, que es la mejor mujer que ha pasado por su vida. Además de su belleza, es la mujer madura que en su pequeño círculo nunca había conocido y que idealiza, es la proyección de una mujer segura e “independiente” como ella quisiera ser. Es la manera no explicita que le cautiva a primera vista. Así vayamos comprendiendo que la adinerada rubia, en la etapa en que se encuentra, no es lo que aparenta, porque es dependiente del fracaso matrimonial, de la sociedad y de las leyes.

Novela:

“Therese pensó que Carol era muy frágil, tan distinta del primer día que fueron a comer…” Pág. 83.

-El círculo social de Carol está compuesto por conocidos contemporáneos, gente de alcurnia, la sofocante familia del esposo, amistades sofisticadas, algunas infelices como ella o conformándose con lo que la sociedad les impuso sin escapatoria: matrimonio e hijos. Con una verdadera amistad cuestionada por otros y una hija que la salva del vacio y soledad. Por eso Therese la cautiva desde la primera mirada, porque en ella vio juventud, atrevimiento, encanto y sencillez, con lo que no cuenta en su entorno. Posteriormente, Carol ve reflejado en la juventud de Therese lo que alguna vez ella fue.

Novela:

“…Te tenía a ti recordándome a mí misma, conociéndote y sabiendo que sería tan fácil. Pág. 152.

 

DIFERENCIAS

-La novela es lineal y progresiva (dos capítulos en 23 partes), con prólogo y epílogo.

 

 

-El guión es un zigzag de flashbacks, mientras la película es circular: inicia con el prólogo en el restaurant del hotel donde conversan Carol y Therese. Luego de despedirse, Therese comienza a recordar momentos con Carol en un largo flashback, regresa brevemente al presente, al pasar por el túnel en la carretera. Y sigue la historia directo hasta conectar con la primera escena del restaurant. (Ver Referencias).

-Variedad de monólogos mentales o raciocinio constante en Therese que la van descubriendo, a su vez denota la pasión creciente por Carol.

-La película omite la voz en off de Therese pensando o describiendo, la estructura dramática cuenta con un desarrollo que buscó equilibrar y sustentar los personajes, por tanto agregarle las reflexiones de Therese (así como se vio en ‘Room’ con el raciocinio de Jack) habría restado protagonismo a Carol.

-Therese se está iniciando como escenógrafa teatral y trabajará de ello. Está clara en su profesión, lo que le desanima es no alcanzar un trabajo estable en lo que le gusta, y terminar como la Sra. Robichek.

-Therese es aficionada a la fotografía (y luego trabajará de ello). Al principio, está sin rumbo, sin saber que hacer de su vida, como tampoco sabe si se dedicará a la fotografía. Es insegura porque se está conociendo. Después de estar con Carol, su vida cambió.

-En la tienda por departamento, en la sección de juguetería, Therese y Carol se conectaron con la mirada al mismo tiempo.

Novela:

-“Sus ojos se encontraron en el mismo instante, cuando Therese levantó la vista de la caja que estaba abriendo y la mujer volvió la cabeza, mirando directamente hacia Therese.” Pág. 32.

“Therese no lograba apartar la vista de ellos [sus ojos], pero tampoco podía mirarlos abiertamente.” Pág. 33.

-Es Therese quien clava la mirada en Carol y luego ésta se conecta con la joven empleada.

Guión / Película:

“She looks up above the desk to see where the CUSTOMER went and instead spies a glance of another woman – a woman whose green silk scarf tied loosely around her neck and head catches THERESE’S attention. This WOMAN appears to be the only customer surrounded by no one else. This is CAROL AIRD.

CAROL bends down to examine the train set, and inadvertently toggles the on/off switch – the train shuts down. CAROL stands up, turns around towards the doll department, smiling, as if asking for help.”

 

-Cuando Aird y Therese se conocieron, en la tienda hubo dos encuentros el mismo día, primero la elegante mujer compró un maletín y fue a otro mostrador. Therese le llevó el recibo y se devolvió a su sitio. Aird regresó adonde Therese y compró una muñeca.

-Sólo hubo un encuentro donde Carol tenía intención de comprar una muñeca que ya no había, le muestra la foto de su hija a la empleada, y sugerido por la empleada, compró un tren.

-Según Therese, Ardid (a quien todavía no se le conoce el nombre), tiene entre 30 o 32 años y la hija seis u ocho años de edad (significa que Carol fue madre antes de cumplir treinta años).

 

 

-Según Carol (desde el inicio se sabe los nombres de las protagonistas) cuando va a comprar la muñeca, dice que su hija tiene cuatro años de edad (si el espectador le calcula la edad a Carol entre 30 0 35 años ¿significa que fue madre pasado los treinta años?).

-Aird no dejó los guantes. Osadamente Therese le envió a la clienta junto a la mercancía, una postal de navidad con el número de empleada 645-A.

 

 

-A Carol se le olvidó los guantes y antes de despedirse de Therese le coqueteó diciéndole que le gustaba el sombrero de navidad que llevaba puesto. Therese utilizó la excusa de los guantes para enviárselo y junto a ellos, su número de empleada 645-A.

-Cuando se citan por primera vez en el restaurant, Therese se notaba nerviosa, no podía mirar a Carol fijamente a los ojos, y fumaba con dificultad.

Novela:

“—¿Cómo se te ocurrió la fantástica idea de mandarme una tarjeta de Navidad?

—Me acordaba de usted —dijo Therese. Miró los pequeños pendientes de perlas que no parecían más claros que el pelo, o sus ojos. Therese pensó que era hermosa, aunque en aquel momento su rostro era sólo un borrón, porque no se atrevía a mirarla directamente. La mujer sacó algo de su bolso, un lápiz de labios y una polvera.” Pág. 39.

 

-Si vio la película recordará esta escena, lea las acotaciones de la novela, lea las acotaciones del guión, y saque usted sus conclusiones.

Guión:

“INT. MIDTOWN RESTAURANT. DAY.

THERESE sits transfixed, her eyes quick and alert, taking in everything about CAROL from the way a delicate gold bracelet falls against her wrist as she peruses her menu to the way. Pág. 23.

The WAITER nods, starting off, as CAROL clocks THERESE’S uncertainty. THERESE not wanting to stare at CAROL, now picks up her menu and thumbs through it.

CAROL

Cigarette?

THERESE takes a cigarette from the case. CAROL lights THERESE’S cigarette and THERESE proceeds to smoke it, though not without some effort.”

 

-Una Carol más superficial en sus acciones, le obsequia una costosa maleta con las iníciales del nombre de Therese (quizás ya con la intención que la utilizara cuando salieran de viaje).

 

-Una Carol más sensible en sus acciones, le hace un regalo útil a Therese para que desarrolle su sueño, un moderno equipo fotográfico (ya que Therese en una de las pocas conversaciones donde se están conociendo, le dice que no tiene una buena cámara fotográfica).

En el segundo encuentro entre las protagonistas, Randy no estaba en casa de Carol y Therese duró largo rato conociéndose con la rubia señora, hasta que llegó Harge a buscar unas cosas de la niña. Hubo fricción entre la pareja, pero no hubo drama entre Carol y Therese.

En la tercera cita en noche buena, adornaron el árbol de navidad, visitó Abby a su amiga y conoció a Therese quien se quedó a dormir en casa de Carol.

 

Novela

“—Pongamos el árbol ahora mismo —dijo Carol en cuanto entraron en casa.” Pág. 67.

Se encontraron otras veces y juntas compartieron con Richard, hasta que partieron en el viaje de carretera. Y la última cita se desarrolló en el restaurant.

En el segundo encuentro entre las protagonistas, Carol llevó a Therese a su casa y la recibió su hija. Madre e hija adornaron el árbol de navidad. Todo transcurría naturalmente hasta que llegó Harge a llevarse a la niña. Hubo tensión entre Carol & Harge y Carol & Therese.

 

La tercera cita fue en el apartamento donde vive Therese, encuentro que le sirvió a carol para invitar a Therese a irse de viaje.

 

El resto de sus encuentros, transcurrió en el viaje de carretera donde en dos oportunidades intimaron. Y las dos últimas citas, pasaron en dos restaurantes.

Abigail o Abby Gerhard es de cabello rizado, profesión entomóloga, de preguntas directas y rudas. Conoce a Carol desde que tenía cuatro años, y siempre le gustó su amiga. De adolescente era de aspecto marimacho, cuando Carol la volvió a ver ya adulta, es que le comenzó a gustar. Trabajaron juntas en una tienda de muebles comprando antigüedades. Un día se quedaron en casa de la mamá de Abby y allí comenzó la historia amorosa de ellas, ya estando casada Carol.

Conversación. Abby tratando de conocer las intenciones de la joven con su amiga, le cuenta que Carol quiere irse de viaje con ella (Therese). Sigue amando a Carol, siente silencioso celo por Therese, y Therese por ella, pero por su amiga es capaz de todo.

Novela:

“(…) Pero no quiero que lo pases mal. Y tampoco quiero que le hagas daño a Carol.” Pág. 94.

 

-Será Carol quien le cuenta a Therese su historia de amor con Abby.

Abby conoce a Carol desde los diez años de edad, trabajaron juntas en una tienda de muebles comprando antigüedades. Es soltera, no tiene pareja formal, fuma. La intimidad amorosa sucedió igual que en la novela, cinco años atrás. Aunque no queda claro si se involucró con su amiga estando ya casada, al tener cuatro años de edad Randy, es posible que Aird no le haya sido infiel a su marido.

-En el guión hay una escena eliminada donde ella trata de conocer las intenciones de Therese con Carol, que conecta con una posterior escena que se ve en la película, cuando Therese le pregunta a Abby porqué la odia.

Conversación. Abby trata a Therese en un hotel de carretera cuando la va a buscar para llevarla de vuelta a la ciudad. En ese encuentro hay fricción entre ambas, Therese parece estar celosa, y herida por la partida inesperada de Carol. En la película no se ve ninguna otra intención de Abby que no sea amor incondicional para con su amiga.

-Será Abby quien le cuenta a Therese lo que pasó entre ella y Carol.

-Las elucubraciones y acciones amorosas de Therese son más osadas de lo que en un principio Carol le permitía avanzar.

Novela:

[Therese] “—¿Puedo darte un beso de buenas noches?

(…)

[Carol]—No —dijo.” Pág. 110.

 

-Como ya se ha explicado, los pensamientos de Therese son eliminados por completo, pero el guión le permitía a la actriz, darle un toque de malicia gestual a sus acciones, así el personaje no supiera comprender exactamente el enamoramiento que estaba sintiendo.

-De no ser por las miradas y reacciones de Carol (Cate Blanchett) no se habría percibido en pantalla el deseo contenido de Therese. Sólo hubo una escena en el cuarto (de noche), donde Therese se le quedó mirando fijamente a Carol (el espectador debe suponer que la joven la miraba con deseo), y antes de esa escena, que se atrevió a querer compartir habitación:

Guión:

THERESE

“Why not take the Presidential Suite?

CAROL and THERESE exchange a look.

THERESE (CONT’D) (CONT’D)

If the rate’s attractive…” Pág, 76.

 

-Therese no teme decirle a Carol que la quiere y se lo dice unas cuantas veces en la historia, creando tensión sexual entre ellas.

-Ni en el guión ni en la película, Therese le dice a Carol que la quiere. ¡Ni una vez!

-Los motivos que dio Carol a Therese para no involucrarse antes con ella:

“—¿Por qué has esperado tanto? —le preguntó Therese.

—Porque pensaba que no habría una segunda vez, que no quería que me volviera a pasar. Pero no era verdad.

Therese pensó en Abby y fue como una fina lanza de amargura cayendo entre las dos. Carol la soltó.

—Y había algo más, te tenía a ti recordándome a mí misma, conociéndote y sabiendo que sería tan fácil. Lo siento. No he sido justa contigo.” Pág. 152.

-Aunque Carol mostraba medidas acciones amorosas, había cariño verbal y expresaba en la intimidad sus sentimientos.

 

-Esa contención en la expresión formó parte del estilo, y a manera de darle mayor significado a la palabra y al momento de decirla. Es por eso que Carol sólo dijo un “I love you” y fue al final para reconquistar a Therese, ya que ella es quien había roto la recién iniciada relación.

 

ROAD MOVIE

(Y EL DETECTIVE)

-Carol invitó a Therese a irse de viaje (enero) y Rindy se quedaría con el padre por tres meses, mientras el divorcio salía dentro de un mes. En un principio, Therese por orgullo y celos se negó a ir con ella, hasta que cedió. El viaje en carretera fue extenso de ida recorriendo varias ciudades. Largas charlas, coqueteos implícitos y explícitos, hasta concretar y reafirmar juntas sus sentimientos; una despedida no tan abrupta pero igual de dolorosa, un nuevo abandono (incluyendo a la monjita), la segunda mujer que la dejó (la primera fue su madre). -Carol invitó a Therese a irse de viaje por unas semanas. El viaje de ida, limitado y simbólico, casi fotográfico, de poca conversación, una escena de silencio, un arropar, una escena con sándwich y sin miedos, ciertas risas, comer manzana, llanto.

-En los sitios donde paraban a descansar, hubo coqueteos reprimidos y metafóricos, hasta concretar y terminar con una cruel despedida.

-Carol en el viaje enseñó a Therese a manejar el auto, y ella regresó sola con el carro mientras la señora se fue antes para resolver los asuntos legales con el aún marido. -La incondicional Abby es quien llevó de regresó a Therese, en un viaje silencioso, acompañado de la voz en off de una carta de despedida, y los síntomas del despecho y la desolación

-Con lo observadora y detallista que es Therese se percató quien era el hombre que las perseguía.

-Carol de tanto huir del detective, lo encaró y negoció algunas cintas, pero ya la polémica estaba desatada por una carta de amor que dejó Therese en casa de Carol, que Florence, la señora de servició encontró y dio al esposo de Carol.

Con lo ingenua que es Therese, no se percató de la frecuencia con la que vio al hombre de lentes, le ayudó a sacar hielo, luego lo consiguió en la cafetería, (y en una de las escenas eliminadas, vuelven a coincidir en la carretera).

-Carol se enteró por un telegrama que estaba siendo perseguida por un detective, lo encaró dramáticamente, pero no había nada que hacer porque el hombre ya había enviado las grabaciones.

LENGUAJE NO VERBAL

  • Lo que nos atrapó a muchos, quizás sea lo que para otros es su debilidad: Lo no explicito, gestos, posturas, expresión facial, el contacto visual, simbología…

-La meticulosa narración y descripciones de Therese, va acorde a la carrera del personaje dada la habilidad que tiene para observar lo que le rodea, sea físico o humano, ambiente o ubicación.

“Therese levantó los ojos hacia las molduras de la habitación, que le parecieron más brillantes, y el escritorio con la parte frontal abombada y los tiradores metálicos de los cajones, y el espejo sin marco con el borde biselado, y las cortinas estampadas con cenefas verdes que caían rectas junto a las ventanas, y dos edificios grises que asomaban sobre el alféizar. Recordaría siempre cada detalle de aquella habitación.” Pág. 151

“A ti te gustan más las cosas reflejadas en un cristal, ¿no? Tienes tu idea particular de todo. (…) Dudo de que alguna vez llegues a ver montañas de verdad o gente de carne y hueso.” Pág. 141.

Esa forma indirecta que tiene Therese de ver todo a través de cristales, como en la novela la describe Carol, hace más inteligente, emotiva y romántica la visión del director, tratando de forma metafórica las imágenes desde el primer flashback de ella en el taxi, mirando por la ventana empañada del auto. Y también se relaciona, con la afición del personaje por la fotografía y el enfoque al lente de la cámara que la hará comprender lo humano (de carne y hueso) a través de Carol.

Novela: [Acotaciones]

“Carol se colocó detrás de ella y le puso las manos en los hombros. Therese se imaginó sus manos, fuertes y flexibles, con los delicados tendones marcándose mientras le presionaba los hombros. Pareció que pasaba mucho tiempo mientras sus manos se movían hacia su cuello y bajo su barbilla, un tiempo tan intensamente tumultuoso que empañaba el placer de sentir los dedos de Carol inclinándole la cabeza hacia atrás y besándola suavemente en el nacimiento del pelo. Therese apenas pudo sentir el beso.” Pág. 52.

Guión: [Acotaciones]

She grazes her hand on Therese’s shoulder. THERESE freezes, and CAROL tries to lighten the moment with two quick strokes to her cheek. THERESE continues to play and CAROL listens.” Pág 40.

THERESE realizes she’s holding CAROL’S hands in her own. She quickly looks around the diner, feeling slightly embarrassed, but no one else is looking. CAROL clocks this, squeezing THERESE’S hands and gently extricating herself.” Pág 70.

Restaurant del hotel:

“CAROL takes a step towards THERESE, but no more.

(…) And she’s gone. THERESE doesn’t move, doesn’t turn around to watch CAROL leave.” Pág. 112

Película: [Director]

Restaurant del hotel:

Carol se acerca a Therese y se despide colocándole la mano en el hombro. (Ver Referencia)

-Carol duerme y Therese se sienta en la cama y le roza la mejilla.

Guión: [Escena eliminada]

INT. MCKINLEY MOTEL ROOM. LATE NIGHT.

From her neighboring twin bed, THERESE watches CAROL sleep.

Very gently, she slips out of her bed and sits down silently on the edge of CAROL’S bed, and watches her breath. She quietly lifts a finger and lightly runs it along CAROL’S cheek. CAROL turns over in her sleep. THERESE waits to be sure CAROL won’t wake, then returns to her own bed.

 

LENGUAJE VERBAL

  • En la novela hay más diálogos, charlas, conversaciones íntimas y, tanto en la novela como en la película se emplea diversos medios para lograr la comunicación (tarjeta de navidad, teléfono, cartas, mensajes).

-Esa carencia intencional en la película de no ver a las protagonistas juntas conversando y profundizando en sus sentimientos, en la novela Highsmith lo desarrolló a sus anchas, varias conversaciones fluidas entre ellas, banales y profundas donde se iban conociendo, descubriendo, sorprendiendo una a la otra.

Novela:

“Carol se acercó y cogió la taza, y Therese, soñolienta, se dio cuenta de que Carol le hacía tres preguntas, una tenía que ver con la felicidad, otra con los almacenes y la última con el futuro.” Pág. 52.

-Se nota que hay un acuerdo estético entre el equipo para que el lenguaje narrativo contara la historia de forma visual, etérea, gestual, delicada, simbólica – romántica, mucho más contenida, conservadora y cruel que en la novela.

Suponiendo que el director se encontró con el guión ya listo sin aportar sugerencias (lo cual no es así), la omisión del lenguaje hablado sería responsabilidad de la guionista, y Todd Haynes completó la magia magnificando escenas, apegados al guión.

-[Escenas eliminadas] En el guión hay unas secuencias de Carol y Therese juntas en escena no vistas en la película, pero que tampoco conversan o se expresan cariño verbal, son sólo compartir entre ellas y Abby, o entre ellas y el detective (que hasta ese momento no se sabía que era detective).

NO LO LLAME SEXO, LLÁMELO AMOR

Novela (Richard): “—Te voy a decir una cosa. Creo que tu amiga sabe lo que hace. Lo que está haciendo contigo es un crimen. No sé si debería decírselo a alguien, pero el problema es que tú ya no eres una niña. Aunque actúas como si lo fueras.” Pág. 124.

-Es mucho más romántica la pasión mental de Therese, hasta aniñados puntos de vista (muy válido por su edad) pero también en sus acciones y comentarios se le nota el deseo y la tensión erótica, hay coqueteo de su parte, Carol trata de resistir.

-Hay algo de “retorcido” en la psicología de Therese, posiblemente se relaciona con el no haber tenido afecto materno que le provoca curiosidad las mujeres mayores. ¿Siempre recuerda a la monjita del orfanato, siente amor odio por la señora Rubisteck y se enamora de una mujer mucho mayor que ella?

-Es una historia romántica con limitada pasión explicita, porque Therese no cuenta con los pensamientos y tampoco es expresiva facialmente, está descubriéndose hasta en sus reacciones amorosas. Carol se cautiva es por la naturalidad y el cómo va pasando todo entre ellas, Therese llegó en el momento justo, “caída del cielo” para ayudarla a transitar el mal momento del divorcio.

-El leve erotismo en la película está creado por el ambiente, contexto, reforzado con el lenguaje visual en sutilezas sensoriales más que por los atrevimientos en las palabras, desnudos u otras acciones amorosas de las protagonistas.

-En la ficción al desconocer el pasado de Therese, sólo se enfoca la historia como un amor entre féminas sin un posible rasgo patológico que disperse al espectador del porqué ella se siente atraída por una mujer madura, le gusta y punto.

-La joven con Carol es una gran romántica y conquistadora; le envió una tarjeta de navidad con su número de empleada, le hizo obsequios y le dio cartas (una no se la llegó a dar y se desató el conflicto).

-Hubo poco romance explicito con Carol, sólo le envió los guantes con su número de empleada para que la señora lo notara. Después le regaló un disco con el tema que había tocado en el piano de su casa.

-Antes de Richard, Therese salió con Angelo y Harry quienes la dejaron porque ella no quería intimar con ellos, lo que sí hizo con Richard con resultados nada placentero. Carol es su gran romance, por quien se esfuerza.

-La Therese físicamente no virginal de la autora, da a entender el por qué el personaje no le gusta Richard de ninguna forma, así le atraiga un poco más Dannie, se siente físicamente y emocionalmente cautivada es por la rubia ricachona.

Novela:

“Diez meses con Richard y no sentía amor, era una relación inconexa y sin cimentar”. Pág. 27.

“Recordó la primera noche que le había dejado quedarse y se estremeció. Había sentido de todo menos placer, y en medio de la situación había preguntado: «¿Así es como tiene que ser?».” Pág. 46.

-En la película da la impresión que ella ha tenido algo más que un noviazgo con Richard, pero en una charla con él queda claro que no han tenido relaciones sexuales. Lo cierto es que su primer gran amor es Carol, no hubo nadie antes, ni hombre ni mujer, que le produjera deseo y amor.

[Censura D]

-La Therese de la guionista, sin experiencia sexual, ayudó al novio dándole una mano (lo masturbó), bastante atrevida la escena (no vista en la película). Realizando una analogía con la novela, era una forma de traducir esas veces que Therese mantuvo relaciones con su novio y que no sintió nada, acto mecánico para complacer a Richard y no a ella, un dato que revela su naturaleza aún no descubierta. Teniendo en cuenta el elegante estilo de Todd Haynes, la escena no habría sido posible.

En la película la única justificación de Therese para no estar con el novio, es que no lo ama y sólo se entrega sin prejuicio ni excusas a su gran amor: Carol.

Guión: [Escena eliminada]

“RICHARD

You sure?

THERESE nods her head. RICHARD takes THERESE’S hand and places it on his boxer shorts, over his cock.

RICHARD (CONT’D)

This okay?

She nods. RICHARD moves her hand inside his boxer shorts. He puts his hand over hers and begins to guide her into a hand job, slow and steady.

THERESE

Like that?

RICHARD lets go of THERESE’S hand and leans back, closes his eyes. He lets out a low moan.”

Novela: “Therese no estaba lo suficientemente segura como para responder. ¿Qué era querer a alguien?.” Pág. 156.

MIEDO SUPERADO

  • Carol y Therese en sus vidas individuales están atrapadas, la mayor con conocimiento de causa y la joven sin percatarse aún de ello. Cuando se juntan sabiendo que algo pasa que no pueden evitar, no se esconden, salen, se citan, se encuentran y se van de viaje naturalmente como lo harían dos amigas. No son sospechosas ante el mundo que las desconoce, son sospechosas para el círculo íntimo de ellas.

Novela (Dannie): “Pensaba en toda la gente que tiene miedo y acumula cosas, y pensé que si todo el mundo comprendiera lo que yo había sentido subiendo la colina, entonces habría una economía correcta de uso, de consumo y de vida.” Pág. 99.

-Ya consumada la relación sexual, Carol cuidaba las apariencias por el qué dirán:

“Cuando Therese abrió la puerta de la habitación, la visión de Carol la atravesó como una espada. Se quedó un momento con la mano en el picaporte.

(…)

—Nunca me mires así en público —le dijo.” Pág. 152.

“…Pero cuando una vez le tocó el brazo mientras estaban eligiendo un dulce en una pastelería, Carol murmuró: «No».” Pág. 153.

-No hay en la película, un “no me toques”, “no me mires”, no hagas esto o lo otro porque podrían pensar mal de nosotras. Sólo llegado el momento del clímax que las separa, deja en una sutil exposición a Carol que la afecta no por lo que digan de ella o el daño moral que le causen, sino por mantener el contacto con su hija.

Novela: “¿Cómo era posible tener miedo cuando las dos se hacían más fuertes juntas cada día?.” Pág. 167.

  • Tanto en la novela como en la película, las dos protagonistas se fortalecen, cambian, se transforman, evolucionan.

-Therese con temores (y hasta pensamientos suicidas), va en ascenso, llegada la pérdida de su primer y único amor, contradictoriamente a esos pensamientos iniciales fatalistas, sin miedo sigue adelante, evoluciona.

-Carol segura de sí misma y sin miedos, pasa por un divorcio y se arriesgó en un viaje de carretera, hasta que debió retroceder su osadía y estancarse, hasta encontrar una salida.

-Cuando las protagonistas parecieran ir en rumbo contrario, sus vidas se alinean y en el encuentro final son otras, se transformaron.


Novela: “¿Pero cómo iba a volver el mundo a la vida?, ¿cómo iba a volver con toda su sal?.” Pág. 22.

 

DETALLES

-EL PDF de la novela ‘Carol’ encontrado en la web, está traducido en castellano de España (tíos, coger, liar, os vayáis, cojonudo). Y la traducción tiene unos cuantos errores en la transcripción. Sin embargo, se puede leer sin problema.

-Hay una contradicción en las fechas o la historia transcurre en menos de dos años. Therese conoce en diciembre a Carol con 19 años de edad, pero al encontrarse con Carol en el restaurant para devolverle el carro, ¿ya tiene 21 años?

“A los diecinueve años estaba llena de ansiedad.” Pág. 11.

“—Eres muy joven, ¿verdad? ¿Cuántos años tienes? ¿Veintiuno? —No, todavía no.” Pág. 94.

“—¿Cuándo vuelves? —le preguntó Abby. —Dentro de unos diez días. A menos que Carol necesite el coche antes.” Pág. 210.

“Luego vio cómo Carol cogía la manija de la puerta del coche y recordó que la botella de cerveza aún seguiría allí, recordó el ruido que hacía mientras subía la rampa del túnel Lincoln al llegar a Nueva York.” Pág. 222.

“—Pareces muy joven. ¿No te importa que te pregunte qué edad tienes? —Tengo veintiún años.” Pág. 224.

-En el guión se especifica que la historia del flashback es en diciembre del año 1952 y cuando están en el restaurant (inicio y final de la película) es abril del año 1953. Transcurren cinco meses desde que se conocieron las protagonistas.

-En la novela no se devela el nombre de Carol inmediatamente, sólo Therese conocerá su nombre en la primera cita (restaurant).

-En la película, la factura de la compra dice el nombre del cliente: Carol Aird, a quien Therese envió los guantes. Luego, en el primer encuentro Therese le preguntó el nombre a Carol. Tampoco debería extrañar de Therese que por momentos se mostró “caída de la mata” (despectiva expresión venezolana) en vez de caída del cielo (poética expresión literaria).

-En una escena en el baño, cuando Therese le pasa la ropa a Carol, el color de uñas ya no es rojo, en la próxima escena vuelve a ser rojo.

Secuencia Carol (2015)

 

CURIOSO

  • La película ‘Carol’ se estrenó en el Festival de Cannes tres días después del cumpleaños de Cate Blanchett.
  • El día después del cumpleaños de Cate Blanchett, y antes del estreno de ‘Carol’ en el Festival de Cannes 2015, esto le dijo la actriz a su madre:

  • Los hijos de Cate Blanchett; participaron en la película (los niños que entran al la juguetería y ven rodar el tren de juguete).
  • En la película, Carol envía el mensaje al trabajo de Therese, el día 17 de abril, el mismo día y mes del cumpleaños de Rooney Mara.

  • Dicho por la actriz, una de las escenas íntimas de la pareja protagónica se filmó el mismo día de su cumpleaños.

  • Ya filmada y sin estrenar la película ‘Carol’, llegó la pequeña hija de Cate Blanchett llamada Edith Vivian Patricia Upton. El tercer nombre Patricia, podría ser en honor a la escritora Patricia Highsmith autora de dos de las películas en las cuales ha trabajado la australiana (‘El talento de Mr. Ripley’ y ‘Carol’), o también podría ser como recuerdo de su compañera de trabajo Patricia Rooney Mara (la neoyorkina ha de ser una de las pocas, que usa su apellido como nombre).
  • Por otro lado, habría sido un recuerdo emotivo si Mara hubiera amadrinado a la pequeña Edith, así como Jake Gyllenhaal es el padrino de la hija del australiano Heath Ledger (†), pero ellas al estar por un tiempo en el imaginario y bajo la lupa escrutadora de los más ociosos fanáticos (si se miran, se tocan, si están juntas), posiblemente asociarían el vínculo con el personaje Abby Gerhard, ex amante de Carol, que es la madrina de su hija. O simplemente, el vínculo eterno sólo forma parte de la fantasía que produce el cine y entre las compañeras de trabajo, quizás buenas amigas, pero no trascendió la amistad para esos parentescos de por vida (cuestión que sólo les interesa a ellas pero que a los curiosos nos gustaría conocer).

 

CONCLUSIONES

(Comentario final)

-Meses después de ver la película Carol, de haber hecho el análisis del filme, de hacer una comparación con otra película de temática homosexual (Freeheld)), es que pude leer la novela. Quizás no sea el proceso lógico (primero debí leer la novela, luego ver la película o leer el guión), pero resultó mucho más divertido así me haya ahorrado el proceso de imaginación, se hizo fácil ver el contexto, conocer el físico y las voces de los personajes, y agregándole ciertos detalles descriptivos hechos por la autora.

-Cuando vi la película Carol (sin leer criticas, sin ver tráiler, sin leer la novela ni el guión, desconociendo todo menos quien era la protagonista), admiré el respeto mostrado en una historia de amor sin etiquetas, eso es lo grandioso de este largometraje, que no está dirigido a un público homosexual, es una ficción romántica para toda persona mayor de 18 años, igual que ver ‘Boys Don’t Cry’ o ‘The Danish Girl’, no son dramas dirigido exclusivamente a un público transexual, o ‘El Padrino’ no es un metraje para que lo vea sólo los mafiosos del mundo. Son historias para ser vista y comprendida (guste o no la película) por cualquier cinéfilo.

-Encuentro la narración de Patricia Highsmith fascinante, natural y atrevida, al lector se le olvida el morbo de estar leyendo la historia de dos mujeres, y cree posible el romance porque se manejó las situaciones y la tensión sexual como si se tratara de una pareja heterosexual. Aclaro, sólo quien ha estado involucrado en relaciones con el mismo sexo (o con ambos) conoce si el manejo en la relación es parecido o diferente, el resto lo vemos desde la ignorancia, obviamente intuyendo que el trato entre personas que se aman ha de ser similar, pero igual sorprende y cautiva porque no es común, y la novela logra esa cercanía.

-Por momentos y dado los constantes raciocinios de Therese (como personaje o como la autora), es tan correctamente superficial, aniñada y con destellos de profundidad. Personajes como el de ella y Richard están ampliamente desarrollados, lo contrario a la vida y contexto de Carol dentro del tormentoso proceso de divorcio con Harge.

-A su vez, la novela es más femenina (no diré lésbica… lésbica), pasional, erótica y sutilmente explicita (hasta en la comida).

Novela:

“—Prueba los mejillones. —Abby se estaba comiendo los suyos con fruición— A Carol también le encantan.” Pág. 92

Phyllis Nagy conservando la esencia, algunas escenas, frases y diálogos precisos de la novela, moldeó lo que estaba y construyó lo que no había, dándole vida a los personajes involucrados, sobre todo, fortaleció y profundizó el entorno de Carol (Harge, hija, abogado).

En el guión había justificadas escenas de Therese, Richard, Dannie, Ruby Robichek, Harge, Abby, Carol, que por suerte para el ritmo de la historia, se eliminaron.

-El director y su equipo logran transmitir esa sensación de estar viendo el nacimiento del amor entre una pareja, no un romance tabú y pasional, siendo aún más delicado, sublime y sin obviedades.

-Eso sí, el sentimiento, romance, deseo y amor es exageradamente contenido, hasta cruel con los personajes y con el público. Cuando en el ‘Secreto de la montana’ vimos a dos machos que no se expresaban verbalmente cuanto se amaban, era entendible porque la psicología y el actuar de los hombres, principalmente de dos vaqueros, no es igual al de las mujeres, ellas suelen ser más expresivas y sentimentales, por eso extraña que ni siquiera en la intimidad Carol y Therese hayan sido más afectuosas con la palabra.

-Autocensura. No dudo del éxito de la novela ‘Carol’ que ya tenía un público cautivo y que luego de la película, atrapó a otros lectores silenciosos, porque muchas personas que han leído esta novela lo han hecho de forma oculta desde el anonimato así como Highsmith publicó la novela, para no ser tildadas de… igual pasará con la película que puede ser vista por cualquiera que tenga 18 años de edad, pero…

-Público para todos los gustos. Sin querer subestimar a las masas ni mucho menos el producto cinematográfico, este tipo de propuesta es de gusto elitista, para un grupo segmentado de la sociedad (bien sea por su tendencia sexual o por su afición al buen cine), no es un drama que a cierto público le interesará decodificar sus simbologías ni el ritmo lento, contenido y sublime de las acciones. Espero equivocarme, solo que las masas aceptan y les cautiva propuestas más directas y explicitas (no me refiero a ¿Playboy o Venus?), y de consumo inmediato, quizás por eso este tipo de historias románticas (entre chicas) y de época como ‘Carol’ o ‘Brooklyn’ no las han estrenado en el país (en Venezuela sobran motivos por los cuales no hay mayor variedad de películas).

-Personajes tóxicos. No quiero catalogarlos de forma peyorativa, porque no es la intención, me refiero a como transforman al lector/espectador y como éste los acepta, hasta no poder dejarlos. ¿Por qué? Porque cuesta sacarlos de la mente y más si se te ocurre hacer tres escritos sobre el tema Carol o precisamente, dado que la historia está en tu mente es que se te ocurre seguir escribiendo del tema (me pasó con La Ola y otras películas que de tanto verlas las exprimo).

La novela es inspiradora y fortalece a quien se sienta identificado con cualquiera de las dos protagonistas. Otro público se enamorará de la lectura porque habla de lo más básico de los seres humanos: las emociones y los sentimientos, se sensibiliza si se pone en el lugar de los personajes, no tiene porqué identificarse sólo comprender y sentir la curiosidad de experimentar imaginariamente la situación, de eso trata la magia de la lectura y del cine. Calzar los zapatos de los personajes, entender las decisiones que toman según la época y su entorno, cómo rompen barreras personales y sociales hasta alcanzar la transformación y libertad, toda esa evolución humana hace que la ficción (novela, película) seduzca. Además, si vio la película antes de leer la novela, ya las protagonistas poseen las características físicas de las actrices, y al lector imaginar que Carol es igual a Cate Blanchett se le cae… la ropa interior (menos mal que esto no lo leerá Blanchett).

Ahora, si en cualquier ingenuo sueño le sale de la nada Carol Blanchett o Therese Mara, haciéndole pasar por un descubrimiento, una duda, un despertar, un aceptar o asumir su naturaleza, porque se ve tan bonito en la ficción que en la realidad podría ser posible, ¡despierte rápidamente de ese sueño!, al menos que su entorno real sea de gente agradable de ver y tenga en la mira a una Blanchett (lo siento, sé que todos tienen derecho y muchas consiguen la felicidad aceptándose y encontrándose con la persona amada… pero si es una Blanchett, la sociedad no la juzgará de la misma forma).

¿Y si nos ponemos un momento del lado de las actrices?, sí, ellas tienen parejas fijas y estables, son profesionales, son actrices y deben aprender a controlarse, y bla, bla. Lo que ocurre es que personajes como Carol y Therese (o Ennis Del Mar y Jack Twist) son distintos, transgresores y es poco común repetir dicho rol. Con todo respeto, confieso que tampoco mostré interés en ver entrevistas de otras actrices en roles similares como para sacar subjetivas interpretaciones y, usted lector seguro entiende que lo escrito es con base a lo visto en entrevistas (escritas y video) del año 2015 hasta principio del año 2016. Por ello, la impresión que quedó después de oír a las actrices hablar de emociones y sentimientos, es que de forma natural y espontánea se defendían ellas y a los personajes, descubriéndose cada una por separado y dejando pistas en el camino, revelador (para quienes no nos habíamos percatado de cierta obviedad) y sincero ver a intérpretes despojadas de fachadas para hablar desde la verdad. En otros momentos hacían provocadores y divertidos comentarios. Igual, hasta dos extraterrestres se habrían sentido afectadas en lo personal, mucho más dos actrices (juntas o individualmente) en una historia romántica con final feliz (distinto al ‘Secreto de la montana’); más si para una de ellas es la primera experiencia de contacto lésbica en el cine, más si crearon un vínculo real, más si antes una de ellas se leyó varias novelas eróticas de la época, más considerando las similitudes de ellas con los personajes (Blanchett hasta dice bonito “Rooney” como Carol decía “Therese”), y más si casi por dos años hablan del mismo tema. Es entendible que se “mimetizaran” con esos personajes tan hermosos como tóxicos, y que de alguna manera las transformara o les reafirmara su verdadero gusto.

Sugerencia: Lector, quítese esos zapatos apretados, la realidad es otra, ‘Carol’ en cualquiera de sus presentaciones es ficción, una historia de amor para defender por el texto y el subtexto que envuelve el “polémico” drama. Sea la novela o la película da gusto haber profundizado en ellas, se complementan, lo que no vio en pantalla lo disfrutará en la lectura. Ambas, recomendadas.

 

REFERENCIAS

  • Interesante proceso de inspiración y retroalimentación de todos los involucrados, desde la novela de Patricia Highsmith (1921-1995) hasta los creativos de la película. Después de leer y observar las influencias, se termina apreciando aún más todo el conjunto, al director y demás colaboradores. ¡Talentosos!

En una era donde la globalización permite que todo lo que se diga y haga sea influenciable, y la autenticidad de una creación está en cómo usar referencias implicitas o explicitas, para concebir un hecho artistico, encontramos como los creativos del filme, expresaron parte de la inspiración estética, en referentes como el pintor estadounidense Edward Hopper y el fotógrafo Saul Leiter, (entre otras fotógrafas como Ruth Orkin, Helen Levitt, Esther Bubley y Vivian Maier).

-El director retomó del drama ‘Breve encuentro’ (Brief Encounter, 1945) proyectada mucho antes de ser concebida y publicada ‘El precio de la sal’ (1952), y retomó la estructura circular que se ve en ‘Carol’, entre otros aspectos que sólo notará quien vea ambas películas.

-Aunque no sea una referencia directa o que los involucrados lo hayan expresado, hay ciertas semejanzas con otros personajes o algunas escenas de otros largometrajes, por ejemplo, si ha visto ‘The Hunger’ (1983) las protagonistas (Catherine Deneuve y Susan Sarandon) que al igual que Carol y Therese tienen notables difrencias de edad, se gustan y cuando llega la escena sexual hay ciertas similitudes.

Algunas de las referencias que hay dentro de la novela y el guión son:

Novela: ‘Retrato del artista adolescente’ de James Joyce, ‘El tratado de versificación inglesa’. Música: ‘Embraciable you’, ‘Easy Living’.

Guión: ‘Easy Living’, ‘You Belong To Me’, Big Band, ‘El Americano’ por Xavier Cugal y su orquesta.

Película: Música ver IMDB | The Soundtrack Info | Soundtrack (Youtube)

<< ANTERIOR | SIGUIENTE >>

Ver también:

 

EDITADO

Club Crítica / Destiario | Todos los derechos reservados | @clubcritica
Anuncios