[Versus] Carol (2015) vs Freeheld (2015)

carol-freeheld

En este recuento comparativo se analizó detalladamente dos películas y sus protagonistas, por sus semejanzas y sus diferencias, sobre todo, porque no es común que en un mismo año salga al mercado cinematográfico dos películas de temáticas y personajes similares, con interpretes de la popularidad de Julianne Moore y Cate Blanchett, dos de las mejores actrices de sus respectivos países, y sin exagerar, dos de las mejores actrices del mundo.

Ambas artistas quienes además ya han compartido escena en la comedia romántica ‘Un Marido ideal’ (An Ideal Husband, 1999) y han participado en otras dos películas sin interactuar entre ellas (‘The Shipping News’, ‘I’m Not There’), el año pasado estuvieron promocionando los metrajes que protagonizaron, Moore con ‘Freeheld’ y Blanchett con ‘Carol’, películas que apenas muchos conocimos de su existencia a inicios del año 2016, y otros, todavía desconocen estas particulares producciones, así una de ellas estuviera en cartelera nacional. Por tanto, lo que para un público internacional es toda una novedad, para Moore y Blanchett es una página de ayer ya que se encuentran con nuevos proyectos.

Sin embargo ¿Cuántas veces se ha visto en un mismo año dos películas de temática homosexual interpretada por dos actrices internacionales, populares y ganadoras del Óscar? No recuerdo que hubiera pasado antes.

Juntas CB - JM

Laurel Hester (Julianne Moore), Carol Aird (Cate Blanchett), Stacie Andree (Ellen Page) y Therese Belivet (Rooney Mara), cuatro historias de mujeres en dos dramas de amor son parte de este versus.

[spoiler] ↵

Carol (2015)

Freeheld (2015)

El rodaje comenzó en marzo de 2014

El rodaje comenzó en octubre de 2014

Estreno en USA:

  • 17 de mayo 2015 (Festival Cannes).
  • 20 Noviembre 2015 (USA Limitado).

Estreno en USA:

  • 13 de septiembre 2015 (Fest. Toronto).
  • 16 Octubre 2015 (Canadá Limitado).

Estreno en Venezuela: Sin estrenar.

Estreno en Venezuela: Marzo 2016.

Dirección: Todd Haynes (Safe, Lejos del cielo, Mi historia sin mi).

Dirección: Peter Sollett (State of Romance, Ben and Kate, Vinyl).

Guión de Phyllis Nagy, adaptación de la novela inicialmente llamada ‘El precio de la sal’ (The Price of Salt, 1952) bajo el seudónimo de Claire Morgan, luego titulada ‘Carol’ de Patricia Highsmith.

Guión de Ron Nyswaner, inspirado en el cortometraje documental ganador del Óscar Freeheld (2007).

Elenco: Cate Blanchett, Rooney Mara, Sarah Paulson, Kyle Chandler, John Magaro.

Elenco: Julianne Moore, Ellen Page, Michael Shannon, Steve Carell.

Página web oficial: http://carolfilm.com

Página web oficial: www.freeheld.movie

ACTRICES

La ganadora de dos premios Óscar en siete nominaciones, Cate Blanchett, una vez más, interpretó a una mujer de época, bordando la hechura del personaje con la elegancia que le caracteriza, e inspirando su postura corporal y voz a rubias divas de aquellos años.

Fabuloso como está delineado el personaje y como la australiana lo tradujo en escena, contando además con variedad de matices realizados tan sólo con la mirada y expresión facial.

El verdadero reto de la actriz era lograr diferenciar a Carol de tantos personajes de época que ha realizado, así como la conexión amorosa, íntima y creíble con una joven pareja… femenina.

La ganadora de un premio Óscar en cinco nominaciones, Julianne Moore, la verá como pocas veces con el cabello rubio a lo Farrah Fawcett, sencilla y de poca belleza física (en la mayoría de sus películas es pelirroja y de buen aspecto).

Un personaje de la vida real, lo que le permitió a la actriz tener documentación y fotos de dicha persona para lograr de forma creíble las distintas transiciones interpretativas que debió pasar.

El verdadero reto de la actriz era lograr diferenciar a Laurel Hester de trabajos anteriores (gay y enferma) y por supuesto, la conexión amorosa, íntima y creíble con una joven pareja… femenina.

De lo visto por ahora, en el cine Carol es el primer personaje de contacto lésbico interpretado por Cate Blanchett (46 años) y su cuarta participación en películas de temática homosexual.

En otros dos filmes, dicen que su personaje es lesbiana (‘Life Aquatic’ y en ‘Little Fish’); en otra película, Daisy habla del lesbianismo en su profesión de bailarina (El curioso caso de Benjamin Button); y es objeto del deseo gay en ‘Notas de escándalo’. Asimismo, en un episodio de ‘Rake’ (serie de TV australiana), Clarice Greene (Cate Blanchett) es alcohólica, cocainómana y homosexual.

* Vale aclarar que en la vida real se rumoraba sobre la ambigüedad sexual de la reina Elizabeth (Elizabeth I y II), Katharine Hepburn (El aviador) y Claire Simone (The Monuments Men), pero en las películas no se exploró o se mencionó en alguna de ellas el gusto por las mujeres.

De lo visto por ahora, Hester es el quinto personaje lésbico/bisexual que interpretó Julianne Moore (55 años) y su sexta participación en películas de temática homosexual.

Maps to the Stars-01

Rooney Mara obtuvo su segunda nominación al premio de la academia por el personaje de Therese Belivet, representando la sencilla belleza juvenil de la época, con un físico, vestuario, peinado y maquillaje identificando en ella a Audrey Hepburn (no es casual).

Su reto actoral era parecer más joven de lo que en realidad es (actitud y aptitud), y lograr la conexión amorosa e íntima con la protagonista.

Ellen Page cuenta con una nominación al premio de la academia por Juno (2007).

La actriz por su aspecto juvenil, postura corporal y forma de vestir, encajó en el personaje y características de la protagonista de la historia real.

Siendo joven y de apariencia adolescente, además declarada homosexual y con postura masculinizada, quizás su reto actoral era lograr escenas de intimidad en las que pocas veces se le ha visto en otras películas.

De lo visto de la actriz, sería el tercer personaje lésbico/bisexual para Rooney Mara (30 años). Y con ‘Dream Boy’ (2008), ‘Dare’ (2009) y ‘Tanner Hall’ (2009) sería su sexta película donde otros personajes son homosexuales. En ‘Dare’ pareciera que Courtney gusta de su amiga pero no pasa nada entre ellas, y en ‘The Girl with the Dragon Tattoo’ es bisexual al igual que en ‘Efectos secundarios’ (2013) donde interpretó a una mujer casada, después viuda, que resultó mantener en secreto un amorío con la Dr. Victoria Siebert (Catherine Zeta-Jones).

De lo visto de la actriz, sería Stacie Andree el primer protagónico lésbico para Ellen Page (28 años), hasta ahora, su primera incursión homosexual en el cine.

En ‘A Roma con amor’ (2012) su personaje Mónica habla de una experiencia lésbica, y en ‘The East’ (2013) como Izzy, jugando la botella besó (en la boca) a la protagonista.

HISTORIA

Contexto: Siglo XX, Nueva York, inicio de los años ’50 (1952-1953).

Contexto: Siglo XXI, New Jersey, años 2002 – 2005.

GÉNERO

Drama romántico. Road movie.

Drama romántico, biopic, basado en hechos reales.

Argumento: En navidad dos mujeres, Carol Aird (Cate Blanchett) y Therese Belivet (Rooney Mara), de distintas edades, clase social y estado civil, se conectan con la mirada y se sienten naturalmente atraídas.

Pese a sus diferencias, esa reciprocidad entre ambas es tan inevitable como inexplicable, y mientras los días transcurren irán resolviendo lo que sienten, si lo permite el aún esposo de Carol quien la amenaza con arrebatarle la custodia compartida de su hija, bajo la argucia legal de “inmoralidad”.

Argumento: Se cuenta la historia de Laurel Hester (Julianne Moore) y Stacie Andree (Ellen Page) quienes con diferencias notables en la edad y clase social, deciden formalizar su relación, establecer un hogar y asumir su gusto sexual ante los cercanos. Pasada esta primera prueba, la oficial de policía es diagnosticada con una enfermedad en etapa terminal, por lo que solicita que si ella llega a fallecer y luego de años de servicio en la policía de Nueva Jersey, le sea otorgada legalmente la pensión correspondiente a su concubina. Al ser negada esa posibilidad tan sólo por no estar casada y ser una pareja homosexual, ellas junto a su amigo Dane Wells (Michael Shannon) y al activista homosexual Steven Goldstein (Steve Carell) iniciaron la lucha por la igualdad de sus derechos civiles.

ANÁLISIS DE LOS PERSONAJES PROTAGÓNICOS

Carol Aird (Cate Blanchett) es una rubia mujer madura, de edad no determinada (quizás menos de cuarenta años de edad), de clase social acomodada, elegante, sofisticada, sensual, fumadora; Ama de casa y sin oficio conocido; determinante, frágil y a la vez fuerte de carácter, que pasa por un proceso de divorcio y tiene una pequeña hija de la finalizada convivencia.

-Un día, en una tienda por departamento en la sección de juguetería, conoció a una joven empleada que le cautivó desde la primera mirada.

-Cuenta con su confidente amiga Abby Gerhard (Sarah Paulson), con quien tuvo un amorío y la conoce desde los diez años de edad. Abby es la única que comprende su forma de ser, su naturaleza, y quien oye todos sus pesares.

-Por los años de matrimonio, Carol es socialmente heterosexual. Cuando conoce a Therese, encuentra un motivo real para asumir su naturaleza, escaparse de su alcohólico esposo y de los asuntos legales del divorcio.

-Además de la separación tortuosa que va transitando Carol, en pleno viaje al Oeste con su enamorada, el aún marido, Harge Aird (Kyle Chandler) contrató a un detective para confirmar la debilidad amorosa de su esposa, y con base a eso intentará arrebatar legalmente la custodia de su hija por la supuesta conducta inmoral de ella al estar enamorada de otra mujer.

-Carol no duda de lo que siente por Therese pero por la custodia de su hija, debió tomar una radical decisión.

-Pasado el tiempo, volver a ver a Therese antes de llegar al juzgado, hizo que Carol arriesgara todo, y dependerá si Therese acepta la invitación enviada aquel viernes 17 de abril de 1953.

Laurel Hester (Julianne Moore) es una rubia mujer madura de unos 45 años de edad, que se peina a lo Farrah Fawcett, soltera y sin hijos, fumadora; trabaja desde hace más de 20 años como oficial de policía en New Jersey y aspira a ser teniente. Su fallecida madre era alcohólica.

-Fuera de la ciudad donde trabaja, en un partido de voleibol conoció a una joven con quien formó un hogar.

-Cuenta con la amistad de Dane Wells (Michael Shannon) su compañero de trabajo, amigo quien gusta de ella y será su confidente.

-Por la recriminación contra la comunidad gay, por su cargo en la policía y por sus aspiraciones laborales, Hester es socialmente heterosexual aunque íntimamente ejerce su homosexualidad. No confirma su gusto sexual que podría complicar su ascenso laboral. Al conocer a Stacie e involucrarse rápidamente con ella, sus prioridades cambian y, pidió una hipoteca para comprar una casa y vivir con su pareja.

-Si bien Stacie influye a Hester a reconocer la relación de ellas con su compañero de trabajo, es la detective quien decidió confesar a su amigo su homosexualidad, superando y venciendo socialmente otro obstáculo que hizo crecer al personaje. Cuando por fin consiguió establecerse emocionalmente con su pareja, confesarle a su amigo que es homosexual, el personaje y la historia, entró en otra etapa.

-Por último, Hester en una nueva prueba, envió una carta al Concejo de Ocean County para que llegado el momento de su fallecimiento, su concubina al igual que una pareja heterosexual, tuviera el derecho de recibir la pensión que le correspondía, como esto es negado, entonces se une a la lucha el pintoresco activista homosexual Steven Goldstein (Steve Carell), para una batalla defenitiva.

Therese Belivet (Rooney Mara) es una joven de cabello castaño oscuro, sencilla, dócil, servicial, ingenua y frágil, fumadora, de actitud pasiva; sin rumbo y siempre con un sí por respuesta. Con unos veinte años de edad, empleada en una juguetería, sus aficiones son la lectura, el piano y la fotografía.

-No se sabe de su pasado, o de sus padres, familia, sólo que su apellido (Belivet) es checo. Tiene amistades hombres y un novio a quien trata más como amigo.

-No duda que algo le pasa con Carol. Indaga el pensar de su novio con respecto al gustar de personas del mismo sexo, lo que al novio le hace sospechar que ella podría gustarle una chica, lo cual ella negó que esté pasando.

-Therese siempre dio el primer paso, la mirada inicial, el envío de los guantes, aceptar la suite presidencial intentando por días concretar sus sentimientos por Carol.

*Carol será para ella determinante en su transformación, la ayudó a definir naturalmente su gusto sexual e impulsó su profesión fotográfica aconsejándola y regalándole un moderno equipo fotográfico.

Stacie Andree (Ellen Page) es una joven de cabello corto oscuro, sencilla, directa, varonil, humilde, de 19 años de edad.

-Es huérfana de padre, tiene una amiga y al principio no tiene pareja fija, y pareciera de encuentros casuales. Estaba desempleada, y cuando formó un hogar con su novia, consiguió empleo como mecánico.

-Su seguridad y obvio aspecto, no le impide asumir su sexualidad en libertad, y en la trama no confrontó a nadie por ello.

-Stacie dio el primer paso, buscando conversación, pidiéndole el número de teléfono, invitando a Hester a salir, en dos días ya todo se había concretado entre ellas.

*Laurel Hester le da estabilidad emocional y económica a la joven Stacie.

-Algunas diferencias entre ambas, una es joven y la otra madura; una es soltera y la otra en proceso de divorcio, con una hija con guarda y custodia compartida; una es clase media-baja y la otra clase alta; lo que tienen en común es que las dos son introvertidas, serias, físicamente atractivas y femeninas, fuman, y se aman pese a sus diferencias.

-Notables diferencias entre ambas protagonistas (clase social y edad), y muchas similitudes: gente cotidiana, de atractivo común y masculinizadas (una más que la otra), honestas, trabajadoras, dos solteras que sin preámbulo satisfacen su íntimo gusto sexual, lo que las hace libres dentro del hogar.

QUÍMICA

(chemistry)

-La química entre las actrices es un mérito que al parecer nace en los personajes descritos en el libro, pasa al guión y lo concreta el director. El feeling entre ellas es totalmente artificial (y a ratos se nota) pero creíble para la historia y, al ser los dos personajes femeninos (no masculinizadas), hace más atractivo la seducción entre Carol y Therese, cautiva verlas juntas e incluso, trasciende a la historia y logra interesar al público la relación de las actrices más allá de los personajes.

-La química entre las protagonistas es más amistosa que pasional, como base necesaria para luego definir el verdadero mensaje de la lucha social que tendrán, pero al no ser una historia puramente romántica, no hay seducción permanente, hay otros problemas que resolver y quizás resta que los personajes son mujeres masculinas (cuestión de gustos). El vínculo no emociona hasta trascender la pantalla (otros pensarán esto de Carol), muere al finalizar la película porque se entiende que Moore y Page cumplieron con el personaje y que lo hecho es actuación.

-Se esperaba que las protagonistas concretaran la relación de alguna manera (ya que no se declaraban verbalmente el gustar que sentían), y las escenas de cama entre las amantes estuvo bien cuidado, cumplieron con tan importante secuencia; un momento atrevido por la experimentada actriz que en un instante costó verla natural paseándose por el cuerpo de Therese, hasta salir airosa. Mientras Mara en su pasivo personaje estuvo muy respetuosa con la figura de Blanchett (quizás se deba a la edición), hasta que fluyó la coreografía entre ambas. Pendientes de que el cabello no tapara el rostro y que no saliera una lengua al estilo Betty / Diane Selwyn (Naomi Watts) en ‘Mulholland Drive’.

-De por sí el vínculo amoroso de la pareja protagónica fue forzado, difícil que traspasara la pantalla (otros afirman que esto les pasó viendo Carol), mucho más difícil habría sido ver una escena de desnudez entre los dos personajes. Omitirlo es lo mejor que pasó.

PRO / CONTRA

Recomendación antes de ver cualquier película, no lea críticas y no vea el tráiler.

-Hay que destacar la producción, el lenguaje no verbal, la delicadeza de las acciones, las actuaciones del elenco, la gestualidad de Cate Blanchett (Mara tuvo momentos de destacada fragilidad), el recorrido en carretera, la nostálgica y pegajosa música, la fotografía, la sutileza del director, el mensaje y la libertad.

-Hay que destacar la intención, el doloroso hecho real, las transiciones interpretativas de Julianne Moore (Page también estuvo convincente), el personaje de Michael Shannon, la lucha social por los derechos e igualdad, el mensaje y la justicia.

-El espectador no sabe lo que está pasando con esas dos mujeres que se vieron en la juguetería. Luego, lentamente surge la expectativa para saber adónde serán capaces de llegar las dos enamoradas.

-El enamoramiento va a paso lento (para desesperar al espectador y lo logran), alargando el gran encuentro sexual, creando un sutil vínculo entre ellas que el cinéfilo más sensible comprendió, sin embargo, con instantes de mayor fuerza interpretativa en algunas escenas (a Blanchett no se le podía exigir más, hizo de todo) sin ser evidente y con igual sensibilidad se habría logrado ver la tensión sexual entre ellas, porque se entendió pero por momentos no se vio.

-Hubo seducción. Son gestos tan puntuales en una época reprimida al contacto inmediato, que ayudó a crear la conexión sensorial, miradas, tacto (manos en hombros o en la mano), olor (perfume, olor de la ropa), sonidos (piano, música, “gemidos”).

-No se crea expectativa, por el aspecto de los personajes principales, se intuye que tendrán un encuentro amoroso, que será importante siendo las protagonistas de la historia real.

-Stacie (al igual que Therese), es quien da el primer paso. Abordó a Laurel de forma directa y moderna quizás como sucedió en la vida real, no tan favorable para la ficción. No se extendió la tensión sexual entre ellas, concretaron rápidamente.

-Poca seducción. El encuentro de las protagonistas es sin preámbulos, directo y “carnal” hasta que se transforma en amor la convivencia.

-Frases y momentos justificadamente cursis por la época.

-Las frases y coqueteos de ellas bailando son incómodo porque no es común verlo, pero se percibe más cotidiano por lo contemporáneo de la historia.

-Tal vez sea así la romántica novela ( que no he leído ) y por tanto el guión, sólo que se necesitó momentos de mayor reacción, intensidad, intimidad, pasión y sufrimiento estando juntas en escena, sin exagerar y siguiendo el mismo tono sublime, porque si bien hay un primer quiebre cuando Carol se molesta porque el marido se llevó a la hija y le habló fuerte a Therese, la joven no logró mayor reacción (hasta llegar al tren). De ese percance surgió inmediatamente la reconciliación por medio telefónico (donde Therese le dice a Carol que le haría preguntas, cuelga el teléfono. Cuando se encontraron en su casa, no le hizo ninguna pregunta). Un adiós por separado con una carta de despedida. Otra llamada telefónica sin respuesta (un llanto del otro lado y un “te extraño”). Hasta en una de las últimas escenas donde se vuelven a encontrar, no hubo reacción gestual de Therese, reclamos ni sobresaltos.

-Al día siguiente del primer encuentro, Laurel Hester le habla fuerte a Stacie Andree y hay una leve fricción dramática entre ambas en escena, entre las dos protagonistas hubo acción y reacción (solventado rápidamente por teléfono) y luego otro pequeño percance cuando el amigo llegó de sorpresa a la casa de Laurel. Posteriormente, la enfermedad de Hester creó otro vínculo de amor y solidaridad juntas en escena.

-Para el espectador menos sensible y más básico, se extendió mucho el declararse lo que sentían las protagonistas (no recuerdo a Therese haberle dicho un solo “te quiero” a Carol), y habría preferido después de media hora de metraje (sacando escenas de amigos y novio de Therese), crear mayor intensidad en la tensión sexual y una mínima obviedad en sus sentimientos (bello el lenguaje no verbal, pero faltó charlas íntimas), así concretaran la relación sexual mucho después (y la película durara media hora más).

-Hubo algunas reacciones de Therese muy frías e inexpresivas donde no conectaba con la mirada o reacción de Carol sin lograr la mínima pasión explicita requerida por momentos, pasando escenas de largo que pudieron ser aún más electrizantes.

-Para el espectador más sensible, fue muy corto el proceso de conocerse y relacionarse, no dio tiempo de conectar con la necesidad emocional de la una por la otra.

-Se entiende que el fuerte del drama no es en sí cómo se conocieron, cuanta pasión hay o cómo concretan el amor, lo destacado es la sana relación de dos mujeres que deciden crear una familia, que se verá truncada en su longevidad por la enfermedad de una de ellas.

-La química generada fue funcional y hermosa, se entiende y acepta el estilo del director, sólo que habría sido redondo si se daba algún feeling e intimidad verbal (conversación) en el contacto comunicacional a manera que el espectador menos sensible, comprendiera además de la atracción a primera vista y del lenguaje no verbal, el explícito deseo reprimido de ellas por estar juntas y consumar el amor.

-Se notó el intento de crear la química entre las dos protagonistas (así no se desbordara en la pantalla), sólo que no trascendió por lo dispar que se veían o por la relación rápida de los personajes (como debió pasar en las protagonistas reales de la historia). Cumplieron sin lograr sentir la sutileza, conexión y vínculo entre ellas.

-Aunque muy bien justificada la abrupta ruptura, algo faltó en ese proceso de ambas en extrañarse y no olvidarse.

Algo falló que la historia de amor pasó a un segundo plano, y los policías y el amigo cobraron mayor protagonismo.

THE END

-Las secuencias finales, son de las mejores vistas en películas románticas.

Restaurante. Carol vulnerable, arrepentida y declarando amor a una independiente y segura Therese.

Fiesta. Therese estando sola en medio de conocidos, pensando qué decisión tomar, hasta salir y seguir la historia de amor como comenzó, las miradas dicen y pueden todo.

-Un final agridulce.

Justicia. Se logró el objetivo jurídico, pero la separación fue inevitable.

FUERA DEL SET DE FILMACIÓN

  • Lenguaje verbal y no verbal. Al analizar las ruedas de prensa y entrevistas dadas por las actrices protagonistas, detallando el lenguaje corporal y lo que expresan, esta es la siguiente percepción:

-En esencia Cate Blanchett pareciera una mujer seductora con todos (hombres y mujeres), extrovertida en muchos casos e introvertida en otros aspectos más íntimos, divertida, es el foco de atención y el alma en las ruedas de prensa, responde rápidamente y de forma inteligente, sin rodeo. La mayoría de las preguntas van dirigida a ella, quien se explaya dando respuesta, y cuando tiene duda ella asume el rol de entrevistadora y pregunta a sus propios compañeros (esto es resultado de la experiencia adquirida).

Quien no haya visto la mayoría de las películas de la rubia australiana, tampoco el catálogo interminable de fotografías o la variedad de vestuario que usa para los eventos, pero sí ha detallado cómo se percibe cuando habla (bromista, segura de sí misma, culta, el mejor ‘amigo’ de ellos y la mejor amiga de ellas, siempre con un chiste debajo de la manga y algunos subido de tono, palabrotas), no podría imaginar la limpia, cuidada y seria carrera actoral que tiene. Por lo general personajes de época, sin errores, porque hasta los trabajos con menor popularidad son selectivos, elegantes, su actuación es correcta o sobresaliente, hasta ahora no ha quedado mal. Da la impresión que su extrovertida personalidad (que proyecta en entrevistas) no concordara con lo que ha hecho de su distinguida carrera: Un emporio del teatro, cine y la moda.

-Volviendo a ‘Carol’. La experimentada Blanchett con sus comentarios, acciones y reacciones en entrevistas, logró mayor química con Mara fuera del set de filmación, dejando la impresión que siendo ellas socialmente heterosexuales y luego de tanto flirteo reprimido entre escena y escena (incluyendo contacto físico), podrían sentir algo más que compañerismo, inculcando desde sus bromas y coqueteos un morbo extra en el espectador, basta ver en Youtube y Twitter la cantidad de edición y montajes que los espectadores han hecho de ellas, retratando el supuesto “amor” que siente ambas actrices, así sea público y notorio que ellas tienen estables parejas masculinas (lo que no sería barrera para un ‘comprensible’ affair).

Quizás esto que el espectador quisiera ver que pase entre las actrices, se deba que al terminar ‘Carol’ la película le quedó debiendo al público, y dio la sensación que faltó ver más tiempo juntas a los personajes protagónicos.

-La veterana Julianne Moore en las entrevistas es calmada, espontánea, presta a la conversación y a responder lo que se le pregunte, no es la que hace los chistes a cada instante pero es de risa fácil, en algunas entrevistas tan o más jovial y juguetona que sus compañeros.

Por la ternura que proyecta Moore cuando habla y al observar su expresión corporal, no se puede creer que haya realizado escenas y personajes tan atrevidos, de esas interpretaciones que muchas actrices no han hecho ni harán. Ha pasado por todos los géneros cinematográficos, bien de protagonista o sirviendo de apoyo, interpretaciones correctas, sobresaliente y cada vez mejor. Ese contraste de cómo es percibida y de lo que es capaz de hacer en escena, es lo que la hace una gran actriz.

-Volviendo a ‘Freeheld’. Por su experiencia defendió la película por el lado del sentimiento y la historia de amor incondicional, incluso, llegó a declarar que sintió amor por Page, y sin embargo, eso no causó mayor revuelo. El espectador entendió que Moore y Page asumieron una responsabilidad actoral, y si no traspasó la pantalla un desgarrador amor, todo quedó resuelto entre ellas dentro de la trama, tampoco le ilusionó al público creer que en la vida real si lograron la complicidad amorosa; de lo contrario, también habría divertidos montajes de ellas en las redes sociales.

-Por otro lado, al ser Moore socialmente heterosexual y Page declarada homosexual, pudo causar mayor morbo ver las escenas amorosas, pero no sucedió así, el contacto entre las actrices fue amistoso y respetuoso, lo más atrevido fue una mano de una y de la otra por partes íntimas. Y fuera del set, se notó el cariño no sexual entre ambas.

-Rooney Mara en las entrevistas es calmada y al principio se notaba reservada, de escasas respuestas y tímida, hasta que logró soltarse un poco en las conferencias de prensa, y así unirse al juego espontáneo de provocar al estilo Blanchett.

Para Mara debió ser una experiencia magistral compartir con Cate Blanchett, no sólo en lo profesional sino en lo personal, un aprendizaje de por vida. Y sólo Blanchett sabrá lo que Mara le aportó en ese tiempo compartido.

-Ellen Page en las entrevistas es tranquila y muy segura en lo que expresa, quizás por momentos y por razones obvias, se deja dominar por su propia experiencia gay, asumiendo un rol demasiado serio para su edad. Visiblemente, en la película más allá del amor de una pareja lésbica, se plantea una lucha importante por la igualdad de género, no son juegos íntimos entre actrices y personajes.

Para Page, debió ser una gran experiencia profesional y humana compartir con una actriz de la calidad de Julianne Moore. Igual, el aprendizaje debió ser reciproco como en toda relación de trabajo.

REFLEXIÓN

Cambia el siglo, se modernizan los autos, cambia el vestuario, se modifican los modismos, y esa antigua forma de fumar elegante (y exageradamente) se vulgariza, pero hay asuntos polémicos que se mantienen en el tiempo.

(…)

‘Carol’ hará cambiar a muchos la postura cerrada de lo que significa el amor entre personas y no entre sexos, ese creer que una mirada puede decir más que mil palabras, que el enamorarse poco a poco sin prejuzgar las visibles diferencias puede llegar a buen término, y que una relación incómoda ante la mirada externa no tiene que interferir en el sentir privado de una pareja (soltera, divorciada o viuda; heterosexual, homosexual o bisexual).

*Ver más en ‘ Carol ‘ (2015).

Así no se sea gay, porque no ha tenido relación intima con ninguna persona de su sexo o simplemente porque gusta del sexo opuesto sin mirar para los lados, ‘No sin ella’ es una película donde el espectador no tiene otra opción que parcializarse a favor de la pareja, porque es razonable que luego de años de servicio la detective reclame igualdad en sus derechos.

(…)

‘Freeheld’ entretiene, el mensaje es útil, sirve y por momentos conmueve. Y así no todos nos identifiquemos con los roles ni con la causa, no deja de ser una película que retrata de forma positiva al homosexual (al igual que Carol), inspiradora para la comunidad LGBT, y asimismo, para todo ser humano en defensa de la igualdad.

*Ver más en ‘ No sin ella ‘ (2015).

ANTERIOR | SIGUIENTE

editado

Club Crítica / Destiario | Todos los derechos reservados | @clubcritica

Anuncios

¡Critique, opine y comente! ¡Gracias por participar! (↓)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s