Mad Max: Furia en la carretera (2015)

clip_image001_thumb[4]

 Mad Max: Furia en la carretera (2015)

[Mad Max: Fury Road, Australia]

Director: George Miller.

Elenco: Tom Hardy (Max Rockatansky), Charlize Theron (Imperator Furiosa), Hugh Keays-Byrne (Inmortan Joe), Nicholas Hoult (Nux)…

Bienvenidos al reinicio de la franquicia, luego de 30 años de la trilogía Mad Max (MM) regresa recargado a su máxima potencia. Si no ha visto ni leído nada al respecto, no se preocupe y tan sólo disfrute, porque la voz en off de Max Rockatansky (Tom Hardy) le servirá para recordarle quién es él; después de eso, no le dará tiempo ni para parpadear.

¡Acción! [spoiler] ↵

Post apocalipsis, año y lugar no determinado. Esta nueva aventura de ciencia ficción y acción desmedida, no es muy diferente a sus predecesoras, con ciertas variaciones propias de la modernidad y de la experiencia de su creador George Miller. La historia trata de un hombre solitario, que vaga en medio de un devastado lugar y, obligado por los carroñeros llega a una Ciudadela infernal del cual salió huyendo hasta volver a ser atrapado; Max (Tom Hardy) usado como bolsa de sangre, en plena batalla se fuga y sin opción se alía a un grupo de mujeres liderado por Furiosa (Charlize Theron), quien usa el The War Rig como el caballo de Troya que las trasladará a su lugar de origen, mientras, también huye del despiadado Inmortan Joe (Hugh Keays-Byrne) y su banda de Kamikazes o warboys.

Ya concebido el personaje estrella e independiente de quien lo interprete, ¿cómo enriquecer ese argumento? A través del poder de la imagen y del sonido, que en definitiva es parte de lo que se trata el cine. Y Miller y su equipo, hicieron un positivo derroche de ello.

Mad-Max-1 (1979)

Mad Max 2 (1981)

Si bien lo que pasó entre la segunda y la tercera saga, no lo sabemos, es en ese aparente elipsis entre una y otra, que el público debe suponer el transcurrir del tiempo en la tierra y cómo los seres humanos no paran de involucionar. Eso sí, este Mad Max de hechura contemporánea, pareciera retomar y reajustar de una mejor manera (o de otra), la secuela de 1981, que de por sí, es la más redonda de aquella serie. Por tanto, no sería una continuación de la tercera (como la segunda no es de la primera, y como la tercera no lo es de la segunda), es rehacer la que ya estaba lograda y actualizarla. De ser así, se entiende que haya detalles que conectan con aquella, desde el hecho que el Interceptor esté de vuelta, el aparatico musical de cuerda, y el carro que lleva atado a sus cautivos con un bozal, a su vez, vincula con la primera película, los zancos para saltar hasta los camiones (bastante escueto en MM 1979) o el sonido y el gesto con la boca.

“Furia en la carretera” es una reivindicación del cine de acción y de la propia franquicia de Mad Max, que con un argumento base y con mayor profundidad en el contexto, logró mostrar el caos, la decadencia, el abuso de poder existente sin la necesidad de sobredosis de drogas ni ultrajes sexuales a chicas (visto sutilmente en MM 1 y 2), sin dejar de mostrar aberraciones tales como: La extracción de leche a tetonas mujeres, la marcación de los humanos como animales, la directa y antihigiénica transfusión de sangre usando personas como frasco desechable, el racionar el agua “cola” y esparcirla como si se tratara de saciar la sed de cerdos, la trata de mujeres empleadas para procrear niños perfectos que posteriormente serán adoctrinados para servir al Señor de la Guerra.

A la edad del director George Miller (70 años) y con tanta experiencia, delegar habrá sido el don que le procuró tan magnánimo espectáculo visual, con imágenes memorables y secuencias de acción brutales, atmósfera colorida (arenoso, azulada); acompañado de un original maquillaje y peluquería, vestuario, utilería, carros bestiales; banda sonora, sonido, y efectos precisos.

Personajes.

“Mi nombre es Max. Mi mundo es fuego y sangre”

El protagonista sufrió mínimos cambios físicos en las tres primeras películas, lo único que indicaba que había continuidad en el personaje así la historia no vinculara con la anterior. En la cuarta entrega Max llegó rejuvenecido, y eso tiene su explicación o muchas, cualquiera de ellas permitidas como licencias del autor. En principio, Mel Gibson ya no está para esos riesgos que supone el personaje, y bien sabemos que si el creador y el actor lo hubieran querido, y si hasta allí llegaba el personaje principal, adaptan las acciones para un célebre sexagenario. Ahora es que queda tela para cortar. Entonces, mejor esperemos que en las próximas secuelas, surja una participación especial de Gibson. En todo caso, la discontinuidad argumental de la propuesta de Miller, solo tiene un eje conector y es el personaje de Max interpretado esta vez por Tom Hardy.

Como viene la saga, el personaje que conecta la historia, ¿no va a envejecer ni morir? ¿tampoco su carro Interceptor?, en todo caso, su importancia puede ser compartida sin disminuir su protagonismo. Max va solo por el mundo, pero su figura necesita de otros personajes para sostenerse en el tiempo, requiere aliados que le ayuden a subsistir como antihéroe: Jessie y Jim ‘el Ganso’ (Mad Max 1), el Capitán Gyro y el niño (Mad Max 2), Jedediah (Mad Max 3), y en lo que sería la cuarta aventura o la primera película de una nueva trilogía, dan soporte valioso el personaje de Nux (Nicholas Hoult) y Furiosa (Charlize Theron) siendo ésta la que ha llevado mayor peso por tratarse de la oscarizada sudafricana. Los secundarios pueden morir o sobrevivir en lo que dura la película, y su futuro en la saga podría tener continuidad con otro personaje (pasó con el Capitán Gyro & Jedediah, y aún no sabemos si Inmortan Joe tuvo algún vínculo con Toecutter). ¿Qué pasará con Furiosa?

Observamos, que el Max actual recurre a la conveniencia de la que siempre hizo gala su álter ego de los ochenta. En esa recurrencia del protagonista que se va para no volver, pero vuelve o lo traen, interesadamente colabora con otros para obtener beneficio (por eso es un antihéroe), en este caso, sobrevivir y redimirse hasta seguir su camino.

“Están buscando una esperanza.

– ¿Y tú?

– Redención”

¡Qué Furiosa! Quien recuerde a la guerrera con frondosa melena vista en la segunda saga (Virginia Hey), esta vez Miller encontró a otra guerrera y la presentó con un aspecto nada femenino, rapada y lisiada, dispuesta a conseguir su lugar en el mundo, redimirse, liberarse y sobrevivir. Claro, al ser interpretada por Charlize Theron, ella, calva y estropeada es un arsenal de belleza, toda una Emperatriz de élite

La actriz protagonista femenina, concebida de esa forma, de ninguna manera podía estar por debajo de Tom Hardy, tampoco estuvo por encima de él. Los dos tuvieron un peso substancial en la historia, de los dos supimos lo suficiente pero no todo. A ella la descubrimos en los diálogos (es una Vuvalinis que cuando niña fue raptada del lugar verde), al ex policía lo redescubrimos por medio del flashback (adultos y niños reclamándole el porqué no les ayudó) y sus acciones (busca no involucrase ni comprometerse en asuntos de otros, pero lo hace).

La revelación de esta cuarta aventura, es el War Boy Nux (Nicholas Hoult), este enfermo chico de la guerra está bien delineado y caracterizado, con evolución y matices, logrando transmitir empatía, ternura, el único con un guiño de amor, imposible. Cautivador.

Y si hay una sorpresa, es la participación del actor Hugh Keays-Byrne como Inmortan Joe, otra vez el malo como la primera vez lo fue con Toecutter. Su presencia, aún sin saber que era el mismo actor de Mad Max 1, fue imponente, muy bien lograda todo su desagradable aspecto, cargado de gran originalidad como se va armando el tirano, es como el moribundo Fidel Castro, que sobrevive del oxígeno, de otros.

Los personajes que repiten secuela tras secuela y son del deleite de los fanáticos del volante, son las bestias sobre ruedas, sólo que esta vez esos carros por sí mismos, desde Interceptor, The War Rig, y el resto, son un placer observarlos por la trasformación y creatividad que han experimentado con ellos.

Reflexión

En este repaso de las cuatro Mad Max, ¿se podría afirmar que la visión de Miller es fatalista o realista?. Los grupos y subgrupos se alistan en ciudadelas andantes, nómadas, sin vínculos afectivos, que crecen lentamente pero no evolucionan con el paso de los años, sólo sobreviven. Un momento. ¿Eso es parte de la recreación del nuevo mundo de Miller o es lo que está pasando en la actualidad?

“No se conviertan en adictos al agua, se apoderara de ustedes y van a resentir su ausencia”

El cinismo de los déspotas es tal cual la descripción del tirano de ficción y de sus perros agresores, cualquier engaño puede salir de su falsa sonrisa: “Sale de su casa, viene con su bolsita, compra y se va para su casa… eso es la revolución, lo que nuestro presidente Maduro ha ordenado, así que vamos a disfrutar de estas colas sabrosas para el vivir, viendo”, o párrafos por el estilo. Es la forma cruel de subestimar al otro, de pretender engañar al necesitado, al ciego fanático, a quienes están entregados al falso redentor del momento que les promete un brillante y cromado Valhalla que sabe es incapaz de proveer.

Ninguna de las cuatro películas escapa de la violencia, ni más ni menos de la que se observa en otros metrajes, peor aún, mucho menor al exacerbado terrorismo sufrido en el mundo que ni siquiera ha pasado por el apocalipsis.

“La esperanza es un error”

Resulta llamativo que en esos grupos recreados no haya surgido un Sócrates, da Vinci, Einstein, alguien dotado capaz de cambiar el contexto, con toda y las limitaciones que implica levantar de nuevo no una ciudad, no un país, sino un mundo. Sabemos que la civilización no se logró de un día para el otro, la diferencia es que al existir sobrevivientes habrían podido heredar conocimientos ya adquiridos para amoldar a la nueva civilización post apocalíptica. ¿O sólo quedaron vivos los más inútiles mentales? ¿O no hay tiempo para pensar, sentir, comunicarse? ¿Será que sigo asemejando el futuro post apocaliptico con los contras del mundo actual?.

Es ficción, y qué ficción. No es error afirmar que todos aquellos seres que se creen inmortales, ventajistas dioses, superiores de poder abusando de la necesidad del prójimo, mueren. Y que más allá del estancamiento individual y grupal, lo esperanzador es que triunfe el bien, de manos de quienes se arriesgan, esos rebeldes con causa que avanzan en lo humano, encontrando lo mejor de cada uno, así, por ahora, no mejoren su posición en el mundo.

Destacado

-Todo la película es vibrante y eufórica, un cúmulo de grandilocuencia esperpéntica y belleza inimaginable; excesiva, explosiva, arenosa, oxidada, ardiente, coreográfica, estruendosa; miserable y sublime a la vez…

-De esos momentos acelerados, la pelea entre Furiosa y Max, es de un ritmo fúrico, ritmo que se repite en tres o cuatro batallas sin piedad para el espectador.

-La comparsa circense de tambores, cornetas y guitarrista echando fuego como un dragón, es glorioso.

 

Estreno en Venezuela: 15.05.15

Vista: 11.10.15

Nominaciones: Globo de Oro de 2/0, Critics Choice de 13/9, SAG de 1/0, BAFTA de 7/4, Óscar 10/?

Premios ganados: Critics Choice (director, película de acción, actriz y actor de película de acción, edición, diseño de producción, diseño de vestuario, maquillaje y peinado, efectos especiales), BAFA (Diseño de producción, edición, vestuario, maquillaje & peinado).

Premio Oscar (6/10): Diseño de vestuario, maquillaje & peinado, edición, edición de sonido, mezcla de sonido, diseño de producción. (Película, director, fotografía, efectos visuales).

Ver también

 

RECOMENDADA


Club Crítica | Todos los derechos reservados | @clubcritica

Anuncios

¡Critique, opine y comente! ¡Gracias por participar! (↓)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s