Birdman o la inesperada virtud de la ignorancia (2014)

Bbirdman: Estreno-19-02-15 [Birdman, 119min -01:59]

liberar el ego

Guión y dirección: Alejandro González Iñárritu.

Elenco: Michael Keaton (Riggan Thomson), Edward Norton (Mike Shiner), Emma Stone (Sam), Naomi Watts (Lesley), Zach Galifianakis (Jake), Andrea Riseborough (Laura), Amy Ryan (Griffin Murray), otros.

 

¡Acción! [Spolier]  

Nueva York. La comedia dramática gira en torno a Riggan Thomson (Michael Keaton), un actor que lo más exitoso de su carrera en Hollywood ha sido personificar al superhéroe con plumas Birdman, y ya hace 20 años se negó a protagonizar la cuarta parte de la saga deseando evolucionar en la profesión, sin conseguirlo. En la actualidad, con la intención de lograr respeto y reconocimiento, decide escribir, dirigir y protagonizar la adaptación para Broadway del breve relato What We Talk About When We Talk About Love (De qué hablamos cuando hablamos de amor) de Raymond Carver.

En este teatro dentro del cine, acompaña a Thomson su productor amigo (Zach Galifianakis) siempre conteniendo las decisiones del guionista-director-actor, su asistente hija Sam (Emma Stone), salida de rehabilitación por drogas y, la novia actriz (Andrea Riseborough). A días para el estreno, se integró al grupo Mike Shiner (Edward Norton), un actor de método que con su sola presencia vende entradas y es amado por los críticos, por si fuera poco, ya tiene el texto aprendido de tanto pasar letra con su pareja y también actriz Lesley (Naomi Watts), quien forma parte del elenco de la obra. Asimismo, interviene, la ex esposa del protagonista (Amy Ryan), ah, y Birdman.

¿Por qué no tengo autoestima?

Eres una actriz, cariño.

Y así transcurre el largometraje, entre bastidores de los ensayos, preestrenos y estreno de una obra teatral y sus protagonistas perseguidos en secuencia al estilo reality show, desnudando la crisis laboral y personal por la que van pasando tan sensibles personas y sus álter egos.

Reflexión

Le será mucho más fácil identificarse y comprender los códigos y simbolismos expuestos en esta comedia de humor negro, para quien ha estudiado artes escénicas, o está sumergido en la escenificación sobreviviendo al competitivo mundo del teatro, cine o televisión.

“La popularidad es la prima puta del prestigio”

Birdman es un sin par de soliloquios demenciales, un cúmulo de creatividad al servicio del entretenimiento con contenido, porque por muy frenético que sea el ritmo y cause mucha risa, hay golpes duros para la profesión del actor y todo lo que comunica al espectáculo (abarcando las nuevas formas de ser popular: twitter, facebook, youtube), desde la compresión y burla de la inseguridad que les invade, las dudas existenciales, la soledad que les carcome, la inestabilidad laboral y emocional si no encuentran el equilibrio y el amor que sostenga la constante vulnerabilidad en la que están, la necesidad del aplauso que le acaricie el ego.

La propuesta de Iñárritu también sirve oírla a todo volumen porque tiene mucha batería y contenido parecido a Whiplash de Damien Chazelle, otra candidata al premio de la academia, ambas con personajes obsesionados por trascender y ser reconocidos, alcanzar la popularidad, garantizar el éxito, capaz de apartar todo vínculo afectivo con tal de lograr la meta así después pague el precio de la fama. Otro final de liberación.

Rumbo al Oscar

Otra de las nominadas como mejor película, y la sexta de las ocho candidatas que llegó a la cartelera (junto a Boyhood) dos días antes del evento de los Oscars 2015. En la reseña anterior consideré superiores entre las cinco vistas, El gran hotel Budapest (2014) en ficción comedia, de los tres biopics el más audaz, no redondo, pero si con ingenio en la estructura y el planteamiento del hecho histórico paralelo a la vida privada del Turing en Código enigma, y, en su sencillez entendible, dinámica y reflexiva Whiplash: Música y obsesión (2014). Al ver la creativa y original Birdman, con cierto aire a Balas sobre Broadway (1994) de Woody Allen, el pájaro volador dejaría por fuera a los tres biopic vistos (falta reseñar Selma que está basada en hechos reales) y seguiría en la pelea por la igualdad de características positivas la propuesta de Wes Anderson y también, sin tanto rebusque estructural en la forma, el excelente drama de Damien Chazelle. Dura pelea para ganar el premio mayor.

Repasando la filmografía de Alejandro González Iñárritu (50 años) con Amores Perros, 21 Gramos, Babel o Biutiful, ya en su quinta nominación al premio Óscar, Birdman sería su película de menor intensidad dramática, con trepidante y asfixiante puesta en escena, todo un reto para el director y el elenco en un constante y supuesto plano secuencia del realismo mágico presentado. Audaz, distinta, arriesgada, profunda aunque no lo parezca, así falle alargándose por breves momentos, es merecida la nominación entre otras escenas, por la de Keaton en interiores recorriendo las calles de Nueva York.  Una de las películas más cercanas a ganar en la premiación del domingo.

A los obsesivos interesados, antes de ver la película, le sugiero leer quién es Raymond Carver y el relato What We Talk About When We Talk About Love (De qué hablamos cuando hablamos de amor), así entenderán mejor la historia del elenco y los personajes representados en la obra. De no hacerlo, igual al ver el film pensarán que era para nominar a todo el grupo de actores no solo de mega estrellas, sino de grandes actores complementándose unos a otros, encabezado por el notable Michael Keaton (62 años) con el personaje de un actor de cine en decadencia que a nadie importa (se lo grita la hija) que alcanzó la fama y popularidad con la trilogía de Birdman y es atormentado por la voz de su ego que le recrimina actuar en el teatro, y mientras Riggan Thomson lucha con su mente tiene aprietos laborales, económicos y familiares, por lo que arriesga todo tratando de volver a los escenarios para que lo amen y respeten. Ciertamente no sé si lo más destacado de su carrera haya sido interpretar la divertida trilogía de Batman, recordemos que antes untado de maquillaje personificó a Beetlejuice (1988), lo cierto es que a cara limpia, esta propuesta es lo más sobresaliente que ha hecho. Por eso este film, además es conmovedor, algo parecido a lo que sucedió con Mickey Rourke en El Luchador (2008). Sólo que Iñárritu y el grupo de guionistas, suavizan el drama y hacen sonreír, reír y carcajear al espectador. Si bien los cinco candidatos a mejor actor tienen el mérito suficiente para triunfar la noche del domingo, Eddie Redmayne (33 años), el más joven de los nominados, con su caracterización en vida de Stephen Hawking, está superlativo.

Por el lado de la actuación de soporte o secundaria, la calidad actoral de Edward Norton (44 años) la ha mostrada en variedad de películas (Historia americana X, El club de la pelea), pero no recuerdo que se haya destacado tanto en una comedia con su estilo elegante pese a lo ordinario que puede ser a veces el actor Mike. Esta sería su tercera nominación al premio de la academia, por actuar de actor teatral, talentoso, irritante y exagerado en el método que aplica para desarrollar el personaje, por ejemplo, si el personaje bebe alcohol, si tiene aspecto de campesino, si va a tener sexo, si le apuntan con una pistola de plástico, todo según su profesionalismo, debe ser verdad pero su vida real es un fraude. Muy divertido. No es un personaje de muchos contrates, en ese aspecto sigo considerando al juez de pueblo interpretado por Robert Duvall (84 años), el personaje más completo, junto al director de orquesta Terence Fletcher personificado por el irreversible ganador J.K. Simmons (60 años).

La más joven de las nominadas en la categoría actriz secundaria, Emma Stone (25 años), interpreta a Sam la hija de Riggan, una chica desatendida en su niñez que estuvo en rehabilitación por drogas, ahora trabajando como asistente de su padre para de alguna manera reconstruir el vínculo afectivo entre ellos. De Óscar cuando Sam le dice una retahíla de verdades hirientes a su padre. En este rubro Stone compite con Keira Knightley (28 años) una actriz contemporánea a ella, con un significativo personaje, también con la intimidante y veterana actriz Meryl Streep (64 años), que esta vez no ganará porque debe darle chance a las otras colegas, con Laura Dern (48 años) que hace de madre de Cheryl el alma salvaje interpretado por Reese Witherspoon, y compite además con quien a mi juicio debería ganar: Patricia Arquette (45 años). ¿Por qué? En la próxima reseña.

Entonces, aunque me han gustado las seis películas vistas, las más sobresalientes en su conjunto son: El gran hotel Budapest (2014), Whiplash: Música y obsesión (2014) y Bitman (2014), sólo falta la reseña de dos metrajes: Boyhood y Selma.

 

Estreno en Venezuela: 20.02.15

Vista: 11.01.15

Premios ganado: Globo de Oro (actor principal y guión), SAG (elenco), BAFTA (fotografía).

Premio Oscar (4/9): Película ✓, director ✓, guion original ✓, fotografía ✓, (actor principal, actor de soporte, actriz soporte, edición de sonido, mezcla de sonido).

 

VER TAMBIÉN:

 

RECOMENDADA


Club Crítica / Destiario | Todos los derechos reservados | @clubcritica

Anuncios

¡Critique, opine y comente! ¡Gracias por participar! (↓)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s