EL RUMOR DE LAS PIEDRAS (2011)

[El rumor de las piedras, 2011]

Dirección: Alejandro Bellame Palacios.

Elenco: Rossana Fernández (Delia), Christian González (William), Juan Carlos Núñez (Santiago), Verónica Arellano (Chela), Alberto Alifa (David), Laureano Olivares (La Fauna), Arlette Torres (Marisol), Aminta de Lara (Raiza) y Zapata 666 (El Mota).

Después de ver Er Conde Jones, hay que hacer un exorcismo grupal de ahora en adelante hasta sacarnos el mal gusto, para ello hay que ver por lo menos tres películas seguidas del cine nacional y nada mejor que comenzar con la precandidata por Venezuela al premio Oscar, un film de título poético dirigido por el mismo creador de “El tinte de la fama”, una de las mejores producciones con sello venezolano.

¡Acción!

En un barrio de Caracas vive Delia (Rossana Fernández), madre soltera y sobreviviente de la tragedia del Edo. Vargas (1999), humilde mujer que perdió a una hija en medio del deslave de aquella época. Trabaja en una fabrica de pollos y a su vez, hace comida por encargo para sostener económicamente a su ya anciana mamá y a sus otros dos hijos menores de edad: El vago William (Christian González) en proceso de ser un delincuente “profesional” y el estudioso Santiago (Juan Carlos Núñez), un niño de futuro rescatable. Es compañera y amiga de la carismática Chela (Verónica Arellano) quien está reuniendo dinero para comprarse una vivienda que tramita su pareja “La Fauna” (Laureano Olivares), ella entusiasma a su amiga Delia para que también pueda salir del barrio. Para esto, la protagonista tendrá que decidir si dar sus ahorros para una vivienda o para sacar de problemas a su hijo en conflicto.

Desde el inicio se justifica el título de la película ya que Santiago debe realizar una exposición para el colegio e investigar sobre la clasificación de las piedras, en ese proceso se va dando la explicación y será el solitario David (Alifa), tallador de lápidas que adornan las urnas del cementerio, quien se encargará de ayudarlo.

Mientras, en el cúmulo de miseria y pobreza, los personajes se trasladan desde una fabrica de pollos beneficiados, los alrededores del barrio, la cancha, la entidad bancaria, la cárcel y el mar.

Actuaciones

David (Alberto Alifa), tallador de lápidas, soltero y solitario. El salvador de una mujer sin esperanza y de un niño con futuro, el ejemplo de ser humano que un infante en formación debe tener.

  • Dicho actor ha sido subestimado en su trayectoria interpretativa, no es posible que un profesional con tan buena imagen, buen decir y natural forma de actuar, haya tenido tan pocas intervenciones cinematográficas independientes (porque las de Villa del cine trato de no verlas). Lo demostró llevando gran parte del peso actoral en la película “El tinte de la fama” así como en momentos importantes de este film.

Delia (Rossana Fernández), obrera, damnificada de los sucesos de la vaguada de Vargas donde no sólo perdió su casa sino a su hija. Madre soltera con hijos de padres distintos, que por el bienestar de sus hijos y como parte de la solución a sus problemas, necesita conseguir una vivienda fuera del barrio.

  • Si bien la interpretación se presentó bastante encasillado en el drama y no recuerdo otros trabajos de la actriz, sin duda este ha de ser uno de los personajes más completos que le ha tocado asumir.

Chela (Verónica Arellano), es la amiga incondicional, alegre, crédula y hasta ingenua, que se dejó embaucar por su pareja de turno, el engañador de oficio “La Fauna” (Laureano Olivares).

  • Si algo bueno tiene esta producción son las buenas interpretaciones y la actriz logró uno de los mejores personajes de la trama, creíble y aporta la sonrisa en medio de tanto dramatismo social.

Santiago (Juan Carlos Núñez), es el hijo de Delia, medio hermano de William, estudioso, trabajador y honesto.

  • Los diálogos que interpretó el chico estaban acorde a su edad, en ningún momento causó rechazo por lo que decía y como lo decía.

William (Christian González), hijo mayor de Delia, vago y delincuente.

  • No lo había visto actuar, y cumplió cabalmente con el personaje de hijo, hermano, nieto, novio y de juventud perdida.

REFLEXIÓN

No mentiré, ya en la butaca (debajo de la ventanita del proyector), cuando empezó la película pensé, otra vez lo mismo: marginalidad, delincuentes y plomo, por eso en un momento era preferible oír el rodar de la cinta para dejar pasar rápido “El rumor de las piedras”, porque a estas alturas quienes asistimos con regularidad a las salas de cine, tenemos un posgrado en metrajes de violencia en los barrios, y los cineastas nos siguen restregando el hecho de indefensión en que se encuentra el ser humano en esa realidad social que sigue allí, nos guste o no.

Hay que dejarse llevar para entender los personajes que ya tenían el camino marcado y un futuro predecible, el reto del espectador era comprobar que tan buenos actores podían ser con una historia que recordaría a “Huele Pega” o “Hermano”, que tan creíbles serían sus diálogos y sus reacciones ante la adversidad, en que parte nos iba a sorprender.

Les cautivará el drama hasta no poder contener las lágrimas, siempre y cuando se deje llevar por la magia del cine, si va predispuesto no más viendo el contexto marginal y se pone reacio porque según usted eso ya lo ha visto, entonces, no oyó el rumor de su piedra interior para entender que si se puede contar lo mismo hasta perfeccionarlo.

Contra:

-A veces cursi.

-Al final debió agregarse el texto: “años después” o “meses después”, para que no pareciera insensible de parte de la sufrida familia, que salieran todos a disfrutar de un día de sol para complacer a la teatral abuela o, mostrar a Delia aceptando al buen hombre, para que en el The End el niño esboce la carcajada de la esperanza. Como quedó, pareciera que la familia que aún seguirá viviendo donde mismo, se sacó un peso de encima con el muchacho preso (parecerá crudo, sí es un peso menos y una incomodidad más).

Destacado:

-Parte de la escena de Delia cuando va a la cancha con pistola en mano.

-La conmovedora conversación de los hermanos sobre sus respectivos padres.

-Santiago en varias escenas, pero para llorar otro poquito, cuando hace la exposición de las piedras.

-El guiño fue suficiente para entender, de que lado está la mayor corrupción del país y no es otro lugar, sino en el desgobierno.

RECOMENDADA

Estreno: 30.09.11

VISTA: 03.10.11

Ver también:

 

 Club Crítica / Destiario | Todos los derechos reservados | @clubcritica


(↓)

Anuncios

¡Critique, opine y comente! ¡Gracias por participar! (↓)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s