Galería

R.A.F. Facción del Ejército Rojo, 2008

[Der Baader Meinhof komplex, 2008]

Paz en la teoría, violencia en la práctica

Dirección: Uli Edel.

Libro: Stefan Aust.

Elenco: Martina Gedeck (Ulrike Meinhof), Hannah Herzsprung (Susanne Albrecht), Moritz Bleibtreu (Andreas Baader), Johanna Wokalek (Gudrun Ensslin), Alexandra Maria Lara (Petra Schelm).

Como si no era suficiente un pasado tormentoso vivido en Alemania por el nacionalsocialismo del tirano Hitler, también el país sufrió los embates de los radicales revolucionarios de izquierda, el grupo terrorista R.A.F. Facción del Ejército Rojo conocido también como Baader-Meinhof apellidos de dos de sus miembros fundadores.

Año 1968. De las protestas estudiantiles, pasando por la brutalidad policial, hasta las aspiraciones de un grupo de civiles que sacrificaron su vida personal para unirse a combatir a enemigos creados en una sucesión de acción y reacción terrorista (quema de almacenes, secuestro, asesinatos) que concluyeron en detenciones, juicios y suicidios.

“Lanzar una piedra es un delito, lanzar miles de piedras es un acto político”

Estos grupos subversivos inicialmente surgieron con unos ideales que se iban definiendo en el camino y parecían creíbles en la teoría de sus reclamos locales, aunque por otro lado tenían la convicción demagógica de luchar contra el sistema, el capitalismo y el imperialismo, pero es en la práctica de una Alemania dividida que afloraron sus actos irracionales. ¿Será que su radicalización se debió al no ser escuchados o sus pedidos estaban tan alejados de la realidad que no aportaban verdaderas soluciones a la sociedad?

En el largo y detallado desarrollo del metraje, se observa que los lideres de ese movimiento se transformaron abandonando su realidad inmediata para abocarse a sus metas justicieras, pasando a ser un grupo de delincuentes dominados por la cultura de la violencia como arma de destrucción del considerado “enemigo” y, desde allí creían controlar descontrolando e imponiendo el miedo, persistiendo en utopías que poco se diferenciaron de las acciones inhumanas del pasado nazi.

“Protesta es no estoy de acuerdo con esto, resistencia es terminaré con esto y aquello”

Es un peliculón criticable sólo por lo extenso e interminable que resultó, por lo frío y poco emotivo de algunas acciones de los personajes. De resto, valiosa cinta donde cada quien saca sus propias conclusiones y análisis. Muy buena ambientación recreando la época de los acontecimientos de algunos de esos guerrilleros citadinos. Diálogos, frases, un guión destacado de mano de Bemd Eichinger el mismo creador de La caída. Un reparto de primera línea, visto en otras estupendas producciones alemanas (El experimento, La caída, La vida de los otros, 4 minutos, La mujer papa), un todo que le valió la nominación al premio Oscar 2009 como mejor película de habla no inglesa, triunfando el conmovedor drama japonés “Okuribito”.

“Que motiva a que se creen esos grupos terroristas: El mito”

Reflexión

Este drama histórico como propuesta de exposición de sucesos políticos tendrá mayor aceptación de los imparciales que de aquellos que les corre por las venas su lado izquierdoso, porque lo que se dice en la película si bien por momentos hará llenar de orgullo a los comunistas marxistas, escena tras escenas estos estarán al descubierto, quedarán desnudos ante sus erradas ambiciones.

Quizás el film no llegue a la cartelera nacional para que no se preste a mala interpretación y apología al crimen por parte del fanatismo radical que se identifique con los personajes, cuestión difícil que sucediera porque, o se duerme a mitad del camino o con tantas interpretaciones hay poco apego emocional con ellos. Claro, en un país tan polarizado donde sabemos quienes usan las aberraciones para intimidar inocentes, de no identificarse con los personajes, si pudieran inspirarse aún más en caducos hechos criminales. En todo caso agradezco a la televisión premium que transmitió esta producción biográfica, espejo cercano de como empiezan y como terminan estos obsesivos grupos nada ejemplares, improvisados y violentos.

Lo penoso es que esas mismas cantaletas ideológicas de grupos terroristas ya prehistóricos, a estas alturas siguen siendo la base de muchos regímenes que convencieron o quieren imponer modelos a determinada población hasta llegar a gobernar una nación, y se mantienen después de años con engaños, trampas, venganzas y abuso de poder. Oportunistas adoctrinan argumentando que los “otros” tienen la culpa de todo, excusa infantil que estos patronos de la manipulada verdad repiten como disco rayado: Hitler lo hizo contra los judíos achacándole los males de la humanidad, Castro luego de más de cincuenta años en el poder todavía mantiene su oxidada demagogia antiimperialista, el régimen de Venezuela y su pasticho ideológico no sólo repite el discursito marxista sino que insiste con el cuento que todo lo sufrido en estos últimos años, son responsabilidad de los cuarenta años anteriores.

Y así seguimos, y así dejamos que estos terroristas se instalaran en el poder. Por eso y más, no me cansaré de expresar: Así la doctrina se diferencie en la forma, sea de izquierda, centro o derecha, en el fondo son la misma mierda, sólo algunos van por el camino correcto y a esos hay que seguirlos mientras se mantengan al margen de la corrupción, de lo contrario, surgirá una nueva alternativa democrática.

RECOMENDADA

*Advertencia: Inicia con una escena nudista en la playa.

VISTA: 10.01.11

Ver también

Club Crítica / Destiario | Todos los derechos reservados | @clubcritica

Anuncios

¡Critique, opine y comente! ¡Gracias por participar! (↓)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s