Sólo un sueño (2008)

Solo_un_sueno_2008_Estreno-2009[Revolutionary Road, 2008]

Dirigido: Sam Mendes (American Beauty, Road to Perdition).

Guión: Justin Haythe.

Actuaciones: Kate Winslet (April Wheeler), Leonardo DiCaprio (Frank Wheeler), Michael Shannon (John Givings), Kathryn Hahn (Milly Campbell), David Harbour (Shep Campbell), Kathy Bates (Helen Givings), Zoe Kazan (Maureen Grube), Dylan Baker (Jack Ordway), Richard Easton (Howard), Jay O. Sanders (Bart Pollock).

Estos dos personajes no son lo que el público romántico espera de la pareja del ‘Titanic’, ellos esta vez no enamoran, ellos duelen.

¡Acción!

Años ’50s. Una estudiante de actuación y un joven estibador se conocen, se casan y tienen hijos. Ella resultó no ser buena actriz y tampoco tiene tiempo para mejorar en su carrera; y él terminó trabajando de vendedor en el mismo sitio que su padre lo hizo durante años. Un día, luego de una pésima función teatral van rumbo a la “calle revolucionaria” donde viven, discuten y entran en crisis. Al día siguiente, en las labores del hogar April Wheeler (Kate Winslet) ve una foto de su marido en París y recuerda cuando él le dijo que algún día la llevaría para allá. Mientras, Frank Wheeler (Leonardo DiCaprio) huye a los brazos de una asistente y celebró sus treinta años de edad sin conocer aún lo que quiere hacer y cuál es su sueño en la vida. No están conformes con lo que son, sólo se resignan.

Sólo un sueño - inicio

Esa remembranza de años pasados hace que April reflexione para proponerle a su esposo una idea que dará un giro a sus estancadas ambiciones. La cambiante actriz que pareciera estar siempre en función, se le ocurrió solucionar sus frustraciones con ese viaje a París que alguna vez soñó su marido, con la intención de dejar todo atrás y juntos comenzar desde cero. Ella estaría dispuesta a trabajar para que su esposo estudie y encuentre su escondido talento. Él acepta la propuesta.

El propósito de escapar del vacío sin esperanza que los subyuga, lo comparten con otras personas para reafirmar su decisión, y sutilmente regodearse ante ellos ya que no se quedarán allí sin ilusiones y sin metas que cumplir. Los vecinos se sienten afectados y con la certeza que es inmadura la decisión de los Wheeler, y por el contrario, el único que encuentra sentido al proyecto de la pareja es otro vecino, un matemático que de tanto electro shock ya no sabe de números, pero si sabe que escapar es lo correcto.

La esperanza familiar puesta en ese viaje utópico sería la envidia reprimida de algunos allegados que hubieran querido tener la determinación de darle un vuelco a su ahogada respiración. Y de los protagonistas no lograr dar el paso definitivo, influirá de alguna manera en el futuro del resto de personajes quienes se conformarán con su destino afirmando que los sueños no son realizables.

La pareja fortalecida idealizando en el afuera las carencias que no resolvieron individualmente y que los hace un matrimonio disfuncional, ven romper el ansiado anhelo por un embarazo no deseado y un posible ascenso laboral que los vuelve a anclar en la corrosiva relación inicial. Sólo uno de ellos, el “demente” será quien reprochará el no arriesgarse y se compadecerá de la criatura por nacer.

Sólo un sueño - frase

Drama sensible como pocos, de esos que marcan en el pasado iguales frustraciones del presente, tanto en lo individual como en el matrimonio perfecto para quienes lo miran desde afuera; sin culpables ni inocentes simplemente personajes que no son especiales ni juntos ni separados, no tienen capacidades sobresalientes ni en Estados Unidos ni en Francia, esa es la realidad fatalista planteada y dirigida tan bien por Mendes que se puede identificar desde cualquier lado de la soledad del incapaz, incluyendo esa que se vive en compañía cuando una pareja está junta aunque mentalmente están en rumbos distintos.

Es la historia, es el mensaje y el reencuentro de Jack y Rose después de tanto tiempo del ‘Titanic’, que hará cautivador la narración. Nuevamente ellos en otro barco que se hunde, un matrimonio en picada que no encontró la tabla de salvación así esta vez Jack lograra flotar. DiCaprio y Winslet asumen estupendos personajes, a veces él supera la expectativa imprimiéndole credibilidad y fuerza a Jack, y en otros momentos se ve más inmaduro en escena comparado con Abril. Sin embargo, ambos reúnen las condiciones necesarias para caracterizar la pérdida de la ilusión y el ocaso del amor, con actores de soporte que fortalecen una trama tan ácida como profunda y dolorosa.

Reflexión

El talento individual se busca desde la niñez y esa no es responsabilidad directa de los frustrados que no encontraron la dirección en el revolucionario camino de la vida, están perdidos y llegado el tiempo no podrán madurar porque el subsistir se volverá un laberinto sin salida cuando ninguna capacidad extraordinaria le acompaña, por eso ¿escapar a la deriva o correr de sí mismo? A todos nos ha pasado en menor o mayor oportunidad, sólo que quien se casa busca la solución mágica para no ser juzgado a futuro, ese alguien que le resuelva la vida o le ayude a compartir gastos, sí, el interés sumado al amor o a la calentura del momento; así unos y otros quedan bien con la sociedad o de lo contrario se crea sospecha de cualquier tipo y serán señalados. Otros tienen hijos por imprudencia o se obligan a tenerlos por el qué dirán o para intentar amarrar caprichos inmediatos. Ya casados y sin generalizar (tampoco he conocido matrimonios envidiables), comienza la rivalidad, el egoísmo, la crisis de lo que pudo ser y no se es, la traición a los valores y por ende, la infidelidad. Esas taras privadas no resueltas, hace de la unión contractual del matrimonio una solución para el afuera no para el adentro; también hay casos que logran sobrellevar la pareja con sus diferencias dando continuidad a las apariencias.

No todos tienen sueños para seguir ni saben qué hacer con sus vidas, y los que juzgan piensan que puede ser motivado por flojera, incapacidad, complejos o miedo, quizás sea todas las anteriores ¿y qué?. Y ese dramático reflejo, identificación o remoción visceral le hará reflexionar, no saldrá de la sala de cine indiferente. ¿Cómo salir de la encrucijada fortalecido o cómo quedarse sin recriminarse? El largometraje deja entrever que al seguir patrones sociales se deja de lado las ilusiones para cumplir obligaciones, eso trae como consecuencia el abandono de las pasiones y metas personales, excusa perfecta para justificar el no tener un currículo de objetivos realizados ¿y qué?. En ese pesimismo constante, el espectador tendrá que encargarse de reavivar su propia esperanza, sin hacerle daño a inocentes y tomando decisiones conscientes. Y si ya decidió ser un fracasado, un conformista o pretende seguir su sueño así los demás le tilden de inmaduro, que su determinación sea asumida por completo sin culpar ni culparse por las consecuencias, de eso se encargarán los intrigosos “exitosos”.

Escenas eliminadas


Premio ÓscarEstreno en Venezuela: 30.01.09

VISTA: 09.02.09

Premios Óscar (0/3): (Actor de soporte, dirección de arte, diseños de vestuario).

RECOMENDADA


Club Crítica | Todos los derechos reservados | @clubcritica

(↓)

Anuncios

¡Critique, opine y comente! ¡Gracias por participar! (↓)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s