Galería

¿Qué más podemos perder?: ¡A votar contra todo pronóstico!


A una semana:

Más allá de los diez años que llevamos en una dictadura que no es activa pero que tampoco es pasiva y que algunos la llaman moderna; a la par, como en todos esos procesos imperialistas revolucionarios, llevamos cuatro años con gobernadores y alcaldes vestidos de rojo, que ¡cómo han aplaudido aún siendo humillados de una u otra manera por su amo!. Éstos “ofendidos” camaradas se han vengado con el dinero del pueblo y han llenado sus bolsillos -y de sus familiares-, así tengan que cargar con el peso de la enlodada conciencia, (in)conciencia que igual sigue induciéndolos a evidentes hechos de corrupción.

Mientras, bien ganado o mejor resguardada la decisión del voto, los demócratas, los disidentes o la conocida oposición, pudo retener apenas dos gobernaciones: Maracaibo y Margarita, a medias los ciudadanos de esa zona se salvaron de ver engañosos afiches, borrachos deambulando con su franelita del desgobierno y constantes abusos de poder por parte de los súbditos del PSUV, eso sin contar con la basura, huecos, tráfico y muertes diarias ocurridas por falta de soluciones a los ciudadanos. Maracuchos y margariteños, a estas alturas ¿piensan ceder sus espacios al ocio politiquero? Y los demás sobrevivientes del país ¿no les gustaría recuperar espacios sin tener que estar a la merced del partido de gobierno?.

De igual forma, el orate mandatario sabiendo que sus lacayos no han correspondido a las necesidades de la gente, que han robado hasta más no poder y están metidos en actos inmorales de corrupción, decide e insiste en nombrar a dedo basándose en una farsa de elecciones privadas del partido oficialista, que unos adeptos incondicionales ya paseados por todos los cargos en la política, sean quienes lleven nuevamente las riendas desbocada de los Estados, en su mayoría, desprotegidos de planificación, estrategias y tácticas en pro de los intereses del pueblo.

No conforme con equivocarse una y otra vez, y en su caso, meter la pata reiterada veces, el cabeza hueca no se retracta de nada, no comprende que va por el camino incorrecto, que se está llevando por el medio a personas honestas e inocentes por el hecho de mantenerse en el poder y, sabrá con que otras intenciones que beneficien su ego; rematando con insultos, improperios, vulgaridades, gestos y amenazas apoyadas por los inconsistentes mentales que lo siguen y respiran violencia.

En pocas palabras y según lo dicho por el desenfrenado Chávez, si los magnates de la inmoralidad PSUV no ganan en todas las ciudades del país, mandará a MATARNOS a todos los que disentimos de esta dictadura que llevamos durante ya DIEZ AÑOS. Tal cual como delincuente de barrio, amenazó públicamente que mandaría tanques, militares y los batallones de malandros preparados para cuidarle el puesto, simplemente porque con el voto se pueda dar la posibilidad del triunfo de un país necesitado de esperanza pese a las piedras puestas en el camino.

¿Qué más podemos perder? Hay que guardar el miedo porque ya nos han bajado la ropa interior a diestra y siniestra, se apoderaron de la mayoría del país robando empresas privadas que de inmediato las llevan al fracaso, aprobando leyes inconstitucionales, elaborando macabramente expedientes judiciales, saben cada una de nuestras historias y con base a eso tenemos el acta de defunción listo por “crimen pasional” , además, a todo aquel que le incomoda lo encarcelan. ¿Entonces? Después del 23 de noviembre quienes perderán son ellos, ya nosotros deberíamos estar algo más curados dada la traumática experiencia ante las trampas, robos y pérdidas, lo que no significa que nos vamos a conformar y regalarle Venezuela, eso jamás.

La emboscada con este gobierno siempre está armada, y unos pocos, poseen el poder en sus manos rojas y cuentas bancarias para acabar a tiros a los de un extremo u otro. Sin embargo, hay que votar y estar pendiente de todo lo que ocurra alrededor de la venidera elección, hay que prepararse para defender la democracia y contar con la sabiduría de aquellos que hoy dudan de la obsoleta revolución de camaradas nada originales.

A los ni-ni hay que negociarles el oportunismo de su conducta para que tomen decisiones de una buena vez y dejen la flojera que perjudica al resto. En cuanto a la oposición, seguiremos con la resistencia democrática en todos los terrenos; Y si se trata de algún honesto oficialista o ex chavista, lo único que nos queda es contar con ellos, sí contigo, si estás leyendo este escrito, tú eres el que puede dar un golpe a la dictadura o nos hundiremos todos.

 

Ver también:

 

Club Crítica / Destiario | Todos los derechos reservados | @clubcritica

Anuncios

¡Critique, opine y comente! ¡Gracias por participar! (↓)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s