Galería

La Lista negra (2006)

[Zwartboek, 2006]

Dirección: Paul Verhoeven.

Elenco: Carice van Houten (Rachel Steinn/Ellis de Vries), Sebastian Koch (Ludwig Müntze), Thom Hoffman (Hans Akkermans), Halina Reijn (Ronnie), Christian Berkel (general Käutner), Waldemar Kobus (Günther Franken), Derek de Lint (Gerben Kuipers), Michiel Huisman (Rob), Peter Block (Van Gein), Dolf de Vries (Sr. Smaal), Ronald Armbrust (Tim).

‘La lista negra’, Black book o Zwartboek, otro drama estupendo para el análisis en tiempos difíciles como los que estamos pasando en algunos países. De larga duración pero vale la pena prestar atención y recomendar.

¡Acción! [spoiler] ↵

Israel, octubre 1956. Una mujer comienza a recordar su vida en Holanda durante la Segunda Guerra Mundial, septiembre 1944. La cantante Rachel Steinn (Carice van Houten) después de huir logra encontrarse con sus padres quienes en una emboscada mueren asesinados por los nazis. Ella se salva y se une a la resistencia contra el dominio Alemán. Al ser capturados algunos compañeros de ideología, será la rubia Ellis de Vries la encargada de liberarlos infiltrándose en un cuartel nazi.

El conocido rostro del dramaturgo rebelde de las palabras visto en “La Vida de los Otros” (Sebastián Kochno), ahora se presenta como el General Nazi Müntze, hombre que pese a su posición de poder resultó ser todo un romántico, porque en el transcurso del drama, nadie es lo que parece. Varios de los personajes no son seres que se transforman en el camino, son así desde un principio sólo que sus posiciones e investiduras hacen pensar que el “malo es el malo” y el “bueno es el bueno”, pero ¿es qué acaso hay esas verdades absolutas en la humanidad? Y es ahí que se observa una escena cruel e impactante, la mayoría dominante del momento contra la supuesta traidora, quizás la secuencia más melodramática de la película que permite la reflexión inmediata: lo que somos capaz de hacer sin importar en el extremo ideológico que estemos, todo cambia en ese momentáneo poder que corrompe a resentidos y pasan de ser mártires a convertirse en indolentes victimarios, errar como individuo incubando nuevos vicios en grupo. Ante la ira contenida por años, es posible que la reacción de libertad sea tan terrible como el abuso de poder por el cual se luchó en resguardo de los derechos humanos.

La estructura está planteada parecido al film “Los falsificadores“, el personaje protagonista pasa de la actualidad a recordar el pasado. Esta vez, el título se relaciona con la lista negra que comprende nombres y apellidos de judíos ricos a quienes robaban y luego mataban los nazis; e ahí el conflicto inicial. En el transcurso, la Matharis que lleva otra identidad, se “despecha” en más de una oportunidad con una aparente naturalidad que sorprende, y además de sus desnudos, logró muy buenas escenas. También el film tiene secuencias a lo Hollywood que le da ese toque dramático en un contexto real e histórico que reúne acción, seducción, tensión, amores inconclusos y traiciones, de hecho pocos pudieran pensar que el director y co-guionista de este drama es el mismo de “RoboCop” (1987), “Total Recall” (1990) o “Bajos instintos” (1992), aunque cada una de esas ficciones nombradas tienen mucha de esas características.

Cuando ya todo estaba a punto de terminar, la trama se volvió a extender (dura más de dos horas) y es tanto el material que tan solo recuerdo dos o tres escenas que sacuden al espectador, sin que eso signifique que se pierde la expectativa o la emoción del resto, se mantiene la atención porque -salvo la heroína-, no se miente para rescatar a los personajes, todos caen.

Reflexión

Esta vez la semejanza con la actualidad venezolana, no sólo está relacionada directamente con el asunto de la “lista blanca” (firmas recogidas para el revocatorio contra el autócrata) de una mayoría de ciudadanos que despidió democráticamente a un dictadorzuelo, y que luego, dicha privacidad (nombres, apellidos y direcciones) se utilizaron para la venganza en una “lista negra” (persecución y despidos laborales); sino también coincide con la intolerancia desbordada que ha llevado a la ruina moral del país enfrentándonos unos con otros; entonces, si usted se identifica con el mensaje del largometraje es un sensible que le afecta estos dolorosos diez años que están a punto del quiebre definitivo y, que terminarán en otro libro, esta vez de color sangre que incluirá a una larga lista de inocentes, pero en el futuro, se creará una nueva lista en el tribunal de corruptos, oportunistas y asesinos que tendrán que pagar los crímenes por lesa humanidad.

 

 

Estreno en Venezuela: 19/09/08

VISTA: 29/09/08

 

Ver también

 

RECOMENDADA


Club Crítica | Todos los derechos reservados | @clubcritica

 

Anuncios

¡Critique, opine y comente! ¡Gracias por participar! (↓)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s