La Caída, 2004

[DOWNFALL, 2004]

Berlín, abril de 1945…

Director: Oliver Hirschbiegel.

Elenco: Bruno Gangz (Hitler), Alexandra Maria Lara (Traudl Junge), Juliane Köhler (Eva Braun), Ulrich Matthes (Joseph Goebbels), Corinna Harfouch (Magda Goebbels), Christian Berkel (Prof. Ernst-Günther Schenck).

 

Si no ha visto este film Alemán, no sé que está esperando para detallar un drama casi documental que revive la interpretación de una época, un régimen en los últimos días de fanatismo, suicidio y hundimiento del dictador socialista: Adolfo Hitler, porque la mayoría de las caídas duelen, pero hay otras que causan placer a un país y al mundo entero.

“Si el nacional socialismo muere no habrá futuro.”

Conversa Traudi Junge quien fue secretaria privada del causante del Holocausto, parte de su experiencia plasmada en el libro “Until the final hour” (de Traudl Junge y Melissa Müller) y se revive desde su llegada para trabajar con el autócrata, hasta su huida del bunker. De esas más de dos horas que dura el metraje, el guión también recopila datos de los libros “Inside Hitler´s Bunker” y del “El hundimiento” de Joachim Fest. Y es de esos tres escritos que el público descubrirá una cinta alemana que ocupará una referencia valiosa no sólo para el cine de su país, sino para la reconstrucción documental de un cruel pasado.

“Mañana seré maldecido por millones”

Lo que verá no es un drama que humaniza a un monstruo, es un monstruo que es humano, que sonríe, acaricia a un perro, le tiembla una mano por el alzhéimer, carga niños, llora, besa a su amada Eva de la misma manera que quiere liquidar a todos los civiles, los débiles, los raros, los judíos y persiste en una guerra inútil ya perdida. Son las canalladas del Füher las que el mundo conoce, juzga y no perdona. Nada de éste completo, admirable y arriesgado punto de vista, hará cambiar la imagen que sus acciones dejaron, por el contrario.

La secretaria privada del dictador, murió en el año 2002 a los 81 años de edad y no pudo ver ni el documental que le hicieron en la larga entrevista de Nazis: La Secretaria de Hitler ni tampoco le dio el tiempo para verse como parte protagónica de esta producción. Vale recordar que antes de llegar los créditos finales la señora señaló lo siguiente:

“Un día, caminé junto a una placa conmemorativa por Sophie Scholl, aquí en el Franz-Joseph-Strasse. Vi que era de mi edad y que ella fue ejecutada en el año en que me uní a Hitler. Y sólo entonces me di cuenta que la juventud no es excusa. Y que habría sido posible encontrar la verdad.”

El plato fuerte de este manjar fílmico, es la magistral interpretación de Bruno Gangz, brillante la construcción del personaje, y no es el único talentoso ya que los actores Juliane Köhler (Eva Braun), Ulrich Matthes (el canciller Joseph Goebbels) y Corinna Harfouch (su esposa Magda Goebbels) son de impacto. A eso se agrega otro primordial recurso que complementa esta joya, y son los efectos de sonido. Todo un cúmulo de virtudes que bien le valió la nominación del premio de la academia como “mejor película de habla no inglesa” junto a otro gran film como Los coristas (Francia) y la ganadora del Oscar: Mar adentro (España).

Escena destacada:

  • La mayoría de las intervenciones de Bruno Gangs como Hitler deja sin palabras de elogios, hay que usarlas todas.
  • Entre tantas escenas sobresalientes, la de mayor peso dramático estuvo a cargo de una mujer quien a sangre fría, decidió “salvar” -a su manera- a sus seis hijos… La secuencia es implacable, realmente cruel y conmovedora.

 

Reflexión

Así no se quiera, va pasando los minutos de la película e imaginas estar en medio de esa situación bien sea de cómplice, traidor o aliado, en cualquiera de los casos, es existencialmente complicado sobrevivir para permanecer en silencio o decidir contar lo ocurrido y pagar las culpas ajenas, por consecuencias de una mente perversa junto a seguidores igualmente aberrados e irracionalmente “patria y muerte” del cual se formó parte, y tener que vivir con la culpa de no haber logrado retractarse, ofrecer disculpa o haber cambiado la historia con acciones que ayudaran al prójimo; ha de ser un peso de conciencia tan rotundo para dichos criminales, que quizás la mejor solución es la que muchos de ellos, los culpables, consideraron para su final. Los nuevos autocratas no esperen tanto tiempo, tomen ejemplo y háganlo por el bien de la humanidad.

 

Premio ÓscarEstreno en Venezuela: 17 de febrero de 2006.

VISTA: 01/03/06

 

Ver también:

 

 

RECOMENDADA


Club Crítica | Todos los derechos reservados | @clubcritica

(↓)

 

Anuncios

¡Critique, opine y comente! ¡Gracias por participar! (↓)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s