Lágrimas del Sol, 2003

[Tears of the sun, 2003]

  El mal no está fuera…

Dirección: Antoine Fuqua (Día de entrenamiento).

Elenco: Bruce Willis (Teniente A.K. Waters), Mónica Bellucci (Dr. Lena Kendricks), Cole Hauser (James ‘Red’ Atkins).

 

La ficción es ambientada en África, asaltada por rebeldes milicianos que tras dar un golpe de Estado en Nigeria, someten a vejámenes a su propia sangre. En medio de ese conflicto salvaje está una doctora americana que debe ser rescatada, pero ella no se irá del lugar sin los refugiados, y de no salir pronto, la aldea será atacada sin compasión. Para lograr la huida de la mayoría de los involucrados, el grupo dependerá de la decisión del Teniente A.K. Watersdel del ejercito de Estados Unidos.

En la acción bélica se identifica a las victimas (refugiados africanos), los victimarios (las milicias), la intermediaria (la doctora) y el héroe (el teniente de la unidad especial SEAL). Así llega en apariencia el típico drama que enaltece la función intervencionista -no planificada en este caso- de los “gringos” ¿y qué?, siempre que la intención sea un buen mensaje será bien recibido historias de titanes que muestran la parte humana, en este caso de militares extranjeros que con todo el entrenamiento para matar y cumplir órdenes, dejan de lado su formación de obediencia para sensibilizarse ante el dolor ajeno.

El metraje cumple con su objetivo, despierta el interés en una nación que sobrevive a sus propias carencias y que debe lidiar con la lucha de poder que desata la guerra civil, donde terminan pagando las consecuencias quienes no tienen la sangre fría para matar y están a la merced de un encarnizado conflicto. A la par, queda la reflexión del espectador que se traslada a situaciones similares al momento de una resolución trascendental que no contradiga sus valores y que sea de utilidad al prójimo.

Y de esa forma al ponerse en los zapatos del otro, en crueles comparaciones más cercanas, ¿cómo actuar en medio de la perversidad de grupos criminales y seguidores idiotizados que dan continuidad a falsos ideales, conduciendo a la masacre de gente inocente?, ¿y sí “Dios abandonó a África” pero también a Cuba, a Venezuela y a todos los ciudadanos de algunas partes del mundo que les ha costado unirse, alzarse y crear estrategias efectivas para finalizar con grupos terroristas que están atrincherados, o peor aún, que están enquistados en el poder?

“Lo único que necesita el mal para triunfar es que los hombres buenos no hagan nada.”

 

Más allá de la película, hay un poderoso mensaje de la capacidad individual del ser humano que puede modificarse en el camino y cambiar para mejor su entorno, así ello signifique el sacrificio a ciegas de lo que pueda suceder. Obviamente, no es un recorrido fácil pero la decisión es determinante y se debe llevar a cabo.

Ver también

 

 

 



DΞSTΞ

Anuncios

¡Critique, opine y comente! ¡Gracias por participar! (↓)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s